Rosa Mª Pulido en la estación espacial ESRANGE en Kiruna (Suecia).

Grado en Ingeniería aeroespacial y con más de veinte años de experiencia en el sector. En su gerencia se desarrollan proyectos que incluyen la investigación espacial, las misiones tripuladas al espacio, los sistemas de observación de la tierra, vigilancia de fronteras, de incendios, de mareas, los satélites de comunicaciones, los sistemas de posicionamiento global, la vigilancia espacial y mucho más.

Buenos días Rosa, muchas gracias por atendernos en estos momentos que imagino, han de ser de intenso trabajo ante las incertidumbres actuales. Y esto me lleva a mi primera pregunta.

-Uno imagina siempre a quienes trabajan en estas cosas a la última de todo tipo de sistemas sofisticados. ¿Ha tenido el sector del espacio y la tecnología una mejor adaptación a las nuevas formas de trabajo remotas?

Buenos días Raúl, lo primero gracias a ti por acordarte de este sector y por hacer posible que un poquito de información llegue a más personas.

Yendo al grano…En general para los trabajadores de empresas de nuestro sector es relativamente sencillo poder trabajar en remoto. El porcentaje de personas que usamos portátil y tenemos habilitadas las conexiones necesarias es alto.

Sin embargo, centrándome en el caso de Isdefe, y de mi equipo, que evidentemente es el que más conozco, hemos tenido casuística de todo tipo. En algunos casos, por la naturaleza del trabajo, no es posible realizarlo en remoto. En otros debido al uso de información clasificada solo puedes trabajar en las salas habilitas para ello.  Pero en general le hemos echado muchas ganas y mucha imaginación y hemos conseguido que prácticamente el 98 % del equipo haya podido trabajar en remoto.

-Cuéntenos brevemente a que se dedican ustedes. ¿Son digamos la NASA española?

La NASA española…madre mía, no, no, nada que ver. En España no existe agencia espacial nacional. Somos el único país con peso en el sector Espacial Europeo, que no la tiene.

Isdefe es un medio propio del Ministerio de Defensa y la AGE, tenemos una actividad muy diversa en temas de Defensa y Seguridad, Energía, Transporte y TICs y por supuesto Espacio.

Somos empresa pública de Consultoría e Ingeniería Tecnológica. La actividad de Espacio que hay en Isdefe llega a raíz de la fusión con INSA (Ingeniería y Servicios Aeroespaciales) también empresa pública, en el 2012.

En Espacio estamos organizados en seis áreas de Actividad:

Tres de ellas están relacionadas con las Infraestructuras Espaciales que existen en España. Tenemos equipos en los centros espaciales de INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) en Torrejón (CEIT) y en el de Maspalomas en Gran Canaria (CEC) La tercera infraestructura espacial en la que estamos presentes y desarrollamos nuestra actividad es la estación de espacio profundo de ESA en Cebreros.

Hay un área de Astrofísica y Ciencias del Espacio, donde damos servicio a proyectos de ciencia de la ESA en ESAC (European Space Astronomy Centre) y a otros organismos como el Centro de Astrobiología.

En ESAC desarrollan sus tareas también un equipo de ingenieros trabajando en la misión SMOS de la ESA.

Por último, el equipo de GNSS y Teledetección. Está muy involucrado en todos los temas de Galileo y da soporte a la CPA (Autoridad Competente PRS) española, además de desarrollar proyectos de teledetección.

La estación de NASA, ya que hablábamos antes de ella, de Robledo de Chabela está mantenida y operada también por el personal de ISDEFE. Este equipo no está integrado en la Gerencia de Espacio, pero también es una actividad obviamente relacionada con el sector.

Todo esto se lleva adelante con los profesionales que integran mi equipo, con los que es un lujo trabajar.

– ¿Hay algunas partes de su labor que no hayan podido llevarse a cabo en estos meses? ¿Algo que se esté quedando atrás?

La etapa COVID está siendo complicada. Los ingenieros teóricamente nos caracterizamos por el “ingenio”, por buscar soluciones a problemas complejos, pero esto nos ha superado a todos.

La etapa inicial de desconcierto e información contradictoria fue muy convulsa, pero la verdad es que en tiempo record logramos estabilizar los equipos y muy pocas cosas se han dejado de hacer trabajando en remoto. Los equipos han realizado jornadas maratonianas. No tenemos ni un solo proyecto que se haya visto penalizado como consecuencia de la situación. El esfuerzo adicional de todos los equipos ha sido impresionante.

– ¿Tiene algo que aportar el sector del espacio en la lucha contra el COVID-19  o por el contrario no hay aplicabilidad alguna en lo que hacen a la hora de afrontar este reto?

Las aplicaciones basadas en el uso del sector espacial son innumerables, poco conocidas en muchos casos, pero las usamos mucho más de lo que creemos y nos hacen la vida más fácil y segura.

A nivel europeo la ESA ha realizado una campaña para captar ideas de cómo los satélites, las aplicaciones satelitales y el sector espacial pueden ayudar frente al COVID-19.

A los pocos días de la confirmación “oficial “de la pandemia, han salido iniciativas del tipo “El Espacio Responde al COVID-19“. Se están implantando soluciones basadas en satélite para muchas iniciativas de tele-medicina, tele-educación y ayuda al aseguramiento de la distancia social.

Y ahora mismo se está trabajando en la organización de seminarios que aúnen distintas disciplinas para permitir que el Espacio ayude durante, y en el mundo POST-COVID, para hacer una Tierra mejor.

– ¿Cómo se plantea la situación a futuro? ¿Temen verse muy afectados por restricciones presupuestarias? ¿Se les ha comunicado ya algo en este sentido o aún es pronto?

Estamos en un momento crítico. A nivel europeo están fraguándose estrategias en el sector Espacio en las que España debería tener un papel preponderante y para ello se necesita respaldo de nuestras Instituciones y evidentemente una de las mejores formas de respaldar iniciativas es dotarlas económicamente.

Recientemente se ha anunciado por parte del Gobierno un Plan de refuerzo para el sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación, esperemos que llegue algo para el Espacio. Aunque entiendo perfectamente que los sectores prioritarios dada la situación que estamos viviendo, deben ser los relacionados con la Sanidad.

La crisis del 2008, que pensábamos que nos iba a ensañar algo y que iba a reorientar los esfuerzos hacia la EDUCACIÓN y la INVESTIGACIÓN, parece que no fue lo suficientemente profunda, porque ha llegado esta, de un calado mucho mayor, ahora no estamos hablando solamente de crisis económica como entonces, y nos ha pillado sin los deberes hechos.

Siendo más concreta, sí esperamos recortes en el corto plazo. La verdad es que no me gustaría estar en la situación de quien tiene que tomar estas decisiones en un momento tan difícil como este. Debe ser complicadísimo decidir recortar en momentos tan duros, después de los meses de sufrimiento. Ahora comunicar que el sufrimiento no ha terminado deber ser algo verdaderamente arduo. En cualquier caso, nos queda la tranquilidad de que los responsables de tomar estas decisiones siempre velarán por el interés de nuestro país y tendrán perfectamente medidas las consecuencias, ¿No te parece?

-Quiere uno creer que sí, máxime hablando de un sector de esta importancia en nuestro país. Pero hablemos un poco del sector del espacio en España. Uno de los sectores punteros de la economía y la investigación española y con mayor retorno. Pero visto desde fuera no imagina uno que en una economía basada en ladrillo y turismo destaquemos lo más mínimo en cuestiones de absoluta vanguardia técnica y tecnológica…

Pues destacamos, destacamos. No estamos al nivel de Alemania, Francia o Italia, pero nos queda menos…sin despreciar la capacidad de ningún país, Portugal va a una velocidad impresionante en el sector Espacio, España tiene muy buena materia prima. Nuestros ingenieros son de los más valorados en toda Europa. No voy a aburrir con datos de porcentajes y de lo que representa el Sector a nivel nacional, pero hay un par de datos muy significativos: Es como ha dicho uno de los sectores con mayor retorno y es un sector tractor con trabajadores de alta cualificación Estos dos factores son muy significativos y en momentos de vacas flacas son unas palancas muy apropiadas. Y las vacas parece que van a adelgazar bastante….

En España el tejido empresarial del sector Espacio tiene cada vez más peso y es muy competitivo. Pero se necesita estrategia, somos muy buenos en la táctica, pero al final estamos sujetos a vaivenes presupuestarios y a personalismos que no ayudan a mantener una línea de actuación estable que permita que cuajen las buenas ideas, los proyectos a largo plazo.

Tenemos los mimbres, tanto en el sector público como en el privado los profesionales tenemos ganas y conocimiento Si ya hubiera un marco presupuestario estable…adelantamos a Alemania, Francia e Italia sin pestañear.

-A pie de calle, las cuestiones relacionadas con el espacio parecen –discúlpeme– muy lejanas. ¿Hay beneficios para la ciudadanía realmente por estas actividades o el impacto es meramente en términos de prestigio?

Te levantas por la mañana y vas al móvil a ver la previsión meteorológica, te montas en el coche para ir a un sitio donde nunca has estado y tiras de navegador, o eres un desastre de la orientación como yo y lo usas hasta para encontrar a pie un bar donde has quedado con amigos a tomar una cerveza. El programa de Salvamento Marítimo en el que nuestros compañeros de Maspalomas tienen una labor muy activa. Las aplicaciones de Observación de la Tierra, las tareas de vigilancia espacial, por que vigilar los meteoritos y la basura espacial tienen lo suyo…, las aplicaciones de comunicación por satélite que te permiten hablar con el sitio más recóndito de la Tierra etc.

Los beneficios para la cada uno de nosotros en nuestro día a día son enormes, pero el Espacio no se vende bien. En muchas ocasiones he escuchado que por qué se invierte en temas tan lejanos con la cantidad de problemas que tenemos que resolver aquí al lado, en nuestro país, en nuestra casa…hay veces que los problemas se pueden resolver desde muchos kilómetros, años luz de distancia, y la solución es definitiva, no solo un parche.

Invertir en Espacio no es solo permitir que un grupo de científicos, ingenieros y frikis se lo pasen bien con su trabajo y consigan hacer cosas increíbles. Para conseguir esto tienes que tener la base de una educación y una alta cualificación. Si lográsemos atraer a muchos más estudiantes a este campo sería maravilloso. Es fundamental que este y otros sectores tecnológicos crezcan en España para no tener tanta dependencia de sectores mucho más frágiles en momentos de crisis.

-Entrando mínimamente en lo personal si me lo permite. ¿Siempre tuvo claro que quería dedicarse a este sector? ¿Qué se estudia para acabar dedicándose explorar el universo y el espacio? ¿Cree que en España puede hacerse carrera o son cuatro privilegiados quienes llegan?

Pues la verdad, es que yo de mi vida privada no hablo… pero vamos a hacer una excepción. Ingeniera no lo tenía tan claro. Hasta los catorce o quince años quería ser astronauta, con diecisiete me encantaban las matemáticas y lo que siempre me ha hipnotizado y lo sigue haciendo a día de hoy es mirar el cielo lleno de estrellas y admirar esa belleza. Sin pensar exactamente en los años luz que nos separan, ni los nombres de las constelaciones, simplemente ponerte en tu sitio y ver lo pequeñitos que somos.

Pero volviendo a la pregunta, terminé en Aeronáuticos, un paso de cuatro intensos años en la “superior “para pasar a la “técnica “. Cuando salí de la carrera comencé una beca en ITP y de ahí antes de terminar la beca me fui a INSA. Mi primer trabajo relacionado con Espacio fue en el centro de control del satélite MINISAT01, que estaba en INTA. Desde entonces siempre he estado en INSA, ahora Isdefe y muy ligada a INTA. Me siento muy muy afortunada de haber podido tomar aquella decisión y estar en el sector en el que estoy. Desde aquellos principios hasta ahora, muchísimos proyectos, ofertas, viajes, aventuras y esfuerzo. Sobre todo, esfuerzo. No creo que este sector sea de privilegiados de ningún tipo, ni económicamente privilegiados ni intelectualmente privilegiados. Desde mi punto de vista vale mucho más el esfuerzo y la ilusión de ver que tus metas se cumplen. Fácil no es, pero se puede.

Me da bastante pena ver que las carreras técnicas han perdido demanda, sobre todo se nota en el sector femenino, necesitamos mujeres como agua de mayo, llamada de socorro. ¡Y que conste que no es fácil, sobre todo si además tienes enanos por casa, pero es muy necesario!

-Haciendo un ejercicio de imaginación, cuando esta crisis sea historia, ¿Cree que va a cambiar a la sociedad y nuestra manera de relacionarnos de forma sustancial? ¿Desearía usted que lo hiciera?

No me caracterizo precisamente por ser pesimista, pero creo que esto ha venido para quedarse, no el bicho, que puede que también, sino el cambio de mentalidad. Es la primera vez que los “privilegiados” de la Tierra vemos nuestra seguridad, nuestra vida cotidiana amenazada de esta manera…La verdad es que está todo tan sumamente reciente y vivo que no puedo abstraerme más allá de una semana vista. Espero que no se nos olvide a ninguno lo que hemos vivido, ha habido demasiado sufrimiento como para que no haya servido de nada.

Estaría bien que esta situación tan dramática nos ayudara a cambiar cosas que no nos vienen bien ni a nosotros ni a nuestro planeta. Si se implanta el trabajo remoto algún día a la semana y reducimos algo de tráfico, pues bien, si nos replanteamos sectores de crecimiento que sean más inmunes a crisis, pues también…

En las relaciones sociales la verdad es que espero que recuperemos costumbres muy spanish…en serio, a lo mejor a un sueco o un noruego no le cuesta tanto, pero es muy raro todo. En el confinamiento me moría de ganas de abrazar a mis padres a mi hermana a mis sobrinas…eso ha sido duro. Mi hija estaba harta de mí…se ha llevado los besos y abrazos de todos.

-Y ya para terminar y si me lo permite nuevamente incluyendo lo personal ¿Qué es lo que más le ha sorprendido e impactado de esta crisis sanitaria económica y social en lo negativo?  ¿y en lo positivo?

Con mucha diferencia lo que más me ha impactado ha sido el SUFRIMIENTO, el número de abuelos que han fallecido sin su familia al lado me parece algo tan doloroso que no puedo ni imaginarlo.

Las charlas con mi amiga Ana, enfermera con una vocación como un piano, llorando de impotencia y de agotamiento…, las noticias de compis que perdían a familiares sin poder despedirse…todavía no he podido encajar todos esos sentimientos en un sitio donde te enseñen algo y no hagan daño. Está todo a flor de piel.

El panorama político nacional tampoco ha ayudado. La verdad es que nos hemos acostumbrado a un ambiente de crispación y bronca continua, pero hombre, en un momento como este lo que esperas es que nos pongamos todos a remar en la misma dirección. La sensación de que hasta el sufrimiento se usa para hacer política, ha sido muy decepcionante.

Pero cosas positivas también ha habido, el sector sanitario de este país nos ha dado una lección de profesionalidad y fuerza a todos. Desde luego están hechos de otra pasta, porque una situación tan dura y que se ha alargado tanto en el tiempo… ¡Toda mi admiración!

A nivel personal, ver despertar a mi hija muchos días preguntando que si soplaba fuerte se iría el coronavirus ha sido muy tierno, cada uno desde nuestro papel hemos hecho y hacemos lo mejor que podemos.

Esperemos que realmente esta experiencia tan dura ayude a hacernos mejores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre