El conocido comerciarte de Huesca, José Luis Rodrigo López, de 84 años, murió ayer de forma repentina 24 horas después de ir a cobrar El Gordo de la lotería de Navidad, tras tocarle el pasado 22 de diciembre, con 400.000 euros, que solo disfrutó tres días.

Según informa ‘El Heraldo’, el malogrado empresario era miembro de una dinastía histórica del Textil, por haber dirigido los Almacenes Rodrigo en el Coso Bajo de la capital oscense.

El sábado 22 de diciembre comprobó que su numero de lotería de navidad, adquirido a través de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio San Viator de Huesca, había sido agraciado con el primo Gordo. “Si es de San Viator, seguro que tengo, y todos mis amigos”, celebró.

La noche del 24 de diciembre, en plena celebración familiar tuvo que ser ingresado al encontrarse indispuesto- Ya no salió del hospital.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 4 =