El artículo de Manuel Domínguez Moreno «Banco Santander maltrata con sus comportamientos a sus mujeres trabajadoras» ha tenido mucha repercusión sobre todo entre los trabajadores y ex empleados del banco y, muy significativamente, entre las mujeres que trabajan o han trabajado en la entidad presidida por Ana Patricia Botín.

Además de solidarizarse con la madre que escribió la carta a sus hijos en la que les explica cómo la entidad presidida por la «feminista» Ana Botín está despidiendo a mujeres con hijos pequeños y con reducción de jornada, las comunicaciones recibidas en la redacción, a través de diferentes canales, ratifican casi palabra por palabra lo que denunció esta madre ex trabajadora del Santander y confirman con sus experiencias la realidad del trato que se recibe en la entidad cántabra.

En este sentido hay que recordar cómo el Tribunal Supremo confirmó la mayor indemnización por acoso moral en España a un empleado del Santander. La sentencia fue contundente al considerar que la indemnización «ha de restablecer al actor en la integridad de su derecho y en la reparación de las consecuencias ligadas a la vulneración de sus derechos fundamentales, así como que la indemnización debe contener tanto el daño moral como los daños y perjuicios adicionales sufridos».

Por otro lado, el Santander fue condenado recientemente en Brasil al pago de 59,79 millones de euros por acoso a sus trabajadores.

En el caso de esta madre, los testimonios han sido también contundentes y no hablan muy bien de cómo presuntamente trata el Santander a sus empleados. En referencia al trato a las mujeres, una empleada afirmaba lo siguiente: «Es triste y poco coherente decir una cosa y predicar con otra bien distinta. Que Santander diga si realmente quiere mujeres en la plantilla, que diga si quiere y respeta la conciliación, que diga si quiere igualdad. pero que lo diga de VERDAD, la verdad se demuestra con el ejemplo y las buenas prácticas. Si la presidenta es feminista que lo demuestre protegiendo a sus trabajadoras, al menos como las protege la ley, y que no abuse de su posición dominante amenazando a madres con reducción de jornada para conciliar su vida familiar y así poder cuidar a sus hijos, presionando y degradando a la mujer para que acepte el ERE o vaya buscando una nueva oficina lo más lejos posible de su domicilio (a 75 km de su oficina actual que ya estaba a 40 km de su domicilio). HAY QUE DECIR NO AL MACHISMO, NO AL ABUSO DEL SANTANDER».

Una ex empleada nos contaba, además, la crueldad que a veces se imponen en los despidos: «En plenas Navidades y tras casi doce años en Popular, me despidieron por ser mujer y ser madre a la vez. Por decir NO a prolongar ilegalmente mi jornada, por no doblegarme y por no aceptar amenazas. Di los mejores años de mi vida al Popular, trabajé lo inimaginable, pero cuando tuve que conciliar mi vida familiar con la laboral se me cerró la opción de seguir creciendo en la empresa. A mí no me relegaron de subdirectora a cajera, aunque me dijeron que lo harían, no, a mí me despidieron de forma improcedente y totalmente asumida, indemnización y a la calle de forma humillante. Fdo: Una madre que quemó sus trajes y ahora es feliz en vaqueros y bambas».

Las empleadas y empleados que salieron voluntariamente del Santander, además, confirman la mejora de su calidad de vida tras la salida de la entidad: «Me fui sin que me despidieran, porque encontré algo mucho mejor. Banco Santander es la peor empresa de España para trabajar. Sinceramente la calidad de trabajo y de vida que tengo ahora dista en años luz de mis años en esta empresa de vendedores, sin conocimientos y sin horarios. Darle mis ánimos a esta chica, en un par de años te darás cuenta del favor que te han hecho. Para los que se quedaron mis condolencias, sigan regalando las horas de su vida, de su deporte, de sus hijos, de su pareja, de su formación, de su ocio, de su familia, de su tiempo libre…… Son ustedes la viva imagen de los empleados low cost».

«Me fui «voluntariamente» del Santander hace 3 años. Quiero empezar diciendo que mi vida personal y profesional ha mejorado de una forma indescriptible. El maltrato que sufrí en esa empresa fue impresionante. A la madre que protagoniza este artículo, decirle que su vida va a mejorar y la de su entorno también», afirma otro ex empleado.

Sorprende la experiencia de un veterano trabajador de la banca que se puso en contacto con nosotros y que nos contó que había trabajado para el Banco Central, luego para el Central Hispano y finalmente para el Santander. «Es el peor sitio que he conocido para trabajar. Mis dos hijas, cuando terminaron sus carreras de Empresariales, con buenas notas, las buscaron para el banco cántabro y les prohíbi tajantemente meterse allí. Antes, cualquier otra empresa».

Son muchos los trabajadores en activo que tienen miedo a responder y a contar su experiencia en el banco, por más que desde Diario16 se les garantice el anonimato. ¿Se puede vivir así? Nosotros hemos hecho públicos algunos testimonios y, lo más duro, es que hay muchos más. En el ERE anterior del Santander ya explicamos las presiones a las que se sometía a ciertos empleados y empleadas para que se acogieran voluntariamente al mismo, incluso impidiendo que un representante del Comité de Empresa estuviera presente, según confirmaron a este medio fuentes de la CGT.

La coherencia es uno de los caminos hacia el éxito indeleble y en el Santander hay una gran diferencia entre lo que dicen o lo que muestran y la realidad que se vive día a día de puertas para adentro.

Empleados del Santander: «Me ofrecieron acogerme al ERE tras haber solicitado reducción de jornada al incorporarme de baja de maternidad»

Apúntate a nuestra newsletter

12 Comentarios

  1. Muchos se han acogido al ERE (y se acogieron a los del Popular) de buena gana, deseando salir de ahí de la mejor forma posible, lo han agradecido, han salido del agujero, y lo entiendo. Pero otros muchos no pueden permitirse ese lujo, y tienen que seguir aguantando.

    Los clientes no tienen ni la más remota idea de lo que hay detrás, de las presiones, de las amenazas y el trato vejatorio. Eso no quiere decir que no haya malos empleados y malas personas, que los hay, pero son los menos. Los bancarios hemos sido y somos la cara externa de la banca pero somos eso, meras marionetas que mueven a su antojo.

    Yo misma he tenido que soportar que me dijeran » Pasa a la reunión, así adornas un poco» o «me importa un bledo que tengas un hijo, tu madre enferma o una tía muriéndose en Brasil, tienes que trabajar por las tardes» o «tienes que mentir al inspector de trabajo y decir que estás aquí porque quieres» o…mejor callo.

    Me quedo con los buenos momentos, con el compañerismo de entonces, con los miles de clientes agradecidos con los que traté, con los sueños cumplidos de jóvenes y mayores. Salí con la cabeza alta, sin mentir o engañar a clientes, con mi conciencia bien tranquila, a pesar de sufrir reprimendas por mis superiores por quitar demasiadas comisiones o por intentar que se aplicase el menor interés posible en una hipoteca. Cómo ya dije, tendría para escribir un libro.

    A veces rememoro la época en la que, desde luego no era mileurista y disfrutaba de un buen salario, pero mi salud física y mental eran pésimas. NO, EL DINERO NO LO ES TODO Y NO LO COMPRA TODO. Miro a mi hijo y me digo que fue lo mejor que me pudo pasar; miro a mi hija y pienso que que si no hubiera salido de allí, ella quizá no estaría aquí.

    Fdo: La MADRE que quemó sus trajes y es feliz en vaqueros y bambas.

    Pd: El Karma, de verdad, existe.

  2. Si hacéis un reportaje sobre la situación igualmente degradante que sufren los empleados de Mercadona ya lo bordais. Es una calca de la situación del Santander.

  3. Enhorabuena por tu salida de SATAN DER. Un dato lo resume todo…Cada cierto tiempo publican informaciones en sus diarios de cabecera, especialmente Expansion,como q es una de las mejores empresas para trabajar de España. Sin embargo, como ex empleado, a mi nunca me hicieron ninguna encuesta al respecto, y no conocí a nadie que se la hicieran. Si a eso sumas que abren un ERE…y se presentan más de 10.000 voluntarios….Algo no cuadra.Es un banco fallido en todos los aspectos, sobre todo lo moral.

  4. Una verdadera venguenza, «el sencillo personal y justo» se queda más que en pañales…gente joven que se quiere ir y gente de cierta edad maltratada por el banco, pero no, el banco tiene su lista » negra» y/o femenina y se «premia» la voluntariedad…a donde vamos a llegar. Da asco

  5. Comencé a trabajar en en Central, luego pasó a ser Central Hispano. Tengo que decir que en estas dos épocas los jefes solían ser unos auténticos caballeros. Al entrar el Santander la cosa fue totalmente distinta. El trato con los empleados empeoró, incluso con faltas de respeto y ni la mínima educación. Gracias a Dios pude prejubilarme y escapar de la quema. Más vale comer un bocadillo a gusto, que comer caviar amargado. Compadezco a los que se quedaron por diferentes motivos.

  6. Santander una empresa que viola tus derechos laborales que te cobra los más altos intereses hipotecarios, en fin un asco de banco

  7. Yo llevo trabajando en el Banco Santander casi 13 años, en estos dos últimos meses me han llamado 6 veces de Recursos Humanos para decirme que ya no cuentan conmigo en esta nueva etapa ( después de la compra del Popular,por el famoso 1€ ,que bien caro nos va a salir a los empleados) y me ofrecen irme » voluntariamente » . Sigo en mi oficina pero de prestado, estos días ya incluso sin mesa, es un acoso permanente y un desgaste mental para conseguir lo que ellos quieren, que te vayas sin hacer ruido y luego las noticias digan que el ere ha sido la mayoría voluntario y no traumático. La mayoría de los despidos madres con reducción de jornada, como es mi caso. Todo muy SENCILLO, PERSONAL Y JUSTO. UNA VERGÜENZA!!!!

  8. A mí me acosaron por negarme a cargar operaciones indebidas ( es decir, a «robar») a los clientes mediante la OPCIÓN 45 DEL SISTEMA GENERAL DE OPERACIONES. esto se hizo en Banesto, siendo presidente la Ano Putricio. Un presunto fraude de decenas de millones de euros, calculo yo, al menos, de entre 100 y 200 MILLONES de euros, de comisiones inventadas que se cargaban a los clientes disfrazándolas de comisiones de cuenta para que salieran los objetivos. El acoso está a la orden del día, es diario y premeditado, vives bajo una amenaza constante. Yo hacía hasta 4 horas extras diarias y ahora, que ya no estoy, SOY INMENSAMENTE MÁS FELIZ. Este banco cava su propia tumba día tras día, pues es muy odiado en muchas partes del mundo. ya nadie lo puede ver, ni en España ni fuera de España. HE DICHO.

  9. A mí me acosaron por negarme a cargar operaciones indebidas ( es decir, a «robar») a los clientes mediante la OPCIÓN 45 DEL SISTEMA GENERAL DE OPERACIONES. esto se hizo en Banesto, siendo presidente la Ano Putricio. Un presunto fraude de decenas de millones de euros, calculo yo, al menos, de entre 100 y 200 MILLONES de euros, de comisiones inventadas que se cargaban a los clientes disfrazándolas de comisiones de cuenta para que salieran los objetivos. El acoso está a la orden del día, es diario y premeditado, vives bajo una amenaza constante. Yo hacía hasta 4 horas extras diarias y ahora, que ya no estoy, SOY INMENSAMENTE MÁS FELIZ. Este banco cava su propia tumba día tras día, pues es muy odiado en muchas partes del mundo. ya nadie lo puede ver, ni en España ni fuera de España. HE DICHO.

  10. Yo doy fe que los acosos y persecuciones son una realidad como también son un hecho otras prácticas delictivas y permitidas como la revelación de secretos y las escuchas ilegales. Pero también les digo algo no me arrepiento de haberle plantado cara a mis acosadores estaba consciente que tendría obviamente replesalias! Pero estaba en juego mi salud, mi paz mental y física yo no podía seguir comiendo a las 6pm y todo el día aguantando con cafés, soportando primero una persecución desde el 2015 a cada oficina destino… Y segundo soportar enviar mínimo 3 0 4 reportes de producción diarios de las campañas (la cuenta 123, descuento, los planes, la remediacion, la digitalizacion, operaciones en curso, sometidas, aprobadas, denegadas… y no se cuantos más), más de paso aguantar reuniones matutinas, reuniones vespertinas, luego videoconferencia, más tarde audioconferencia, a las 5pm comité… Señores quien produce así? Yo de verdad hice milagros mis porcentajes no bajaban del 90% exceptuando el mes agosto con un 70%. Pero muchas veces intentaba o trataba de entender a tantos directivos que cursaban todas estas órdenes inmediatas! y no podía honestamente entender tanto egoísmo y falta de compañerismo, porque con tantas reuniones, tantos correos, tantas incidencias, atender a los clientes, someter operaciones, visitar a los de tu cartera y aún por encima taaaaaantos reportes diarios que había que enviar al día que de verdad… Fui excelente gestora de empresas entonces, porque cumplir con un 85% y 90% en producción mensual y trimestral y hechar también horas diarias reunida, en video, en audio, contestando correos, visitar a los de mi cartera! Pero sobretodo aguantar al equipo directivo amenazando con despidos, replesalias que yo dije BASTA! luego vinieron replesalias y la consumación del acoso. Pero hoy por hoy estoy feliz tengo vida y fuera de acosadores. Me identifico en el comentario porque esto que expongo también lo expuse a directivos y altos directivos. O se contestan reportes o se sale a buscar negocio y a producir! Los reportes y estadísticas para servicios centrales

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre