Estamos en pleno inicio del año. Y La verdad… ¿A quién no le gusta empezar en año bien organizado?

La mayoría de las personas no puede vivir sin una agenda para anotar todo o casi todo y me incluyo en este colectivo. Lo mejor de llevar contigo tu agenda y anotar tareas y recordatorios es hacerlo a la vieja usanza, es decir, boli y papel.

Lo cierto es que a pesar de vivir en plena era tecnológica, muchos de vosotros podéis pensar que hoy en día puedes usar tu propio smartphone a modo de agenda. Bien, os diré una cosa. Según varios estudios, el hecho de escribir a mano provoca en nuestro cerebro una serie de conexiones que hace que retengamos más información. Sin embargo si utilizamos las tecnologías para este uso en concreto como disponemos de infinidad de aplicaciones y recibimos muchísimas notificaciones casi cada minuto, podemos pasar por alto esa notificación y olvidarnos de que tenemos que realizar esa tarea o quedar con esa persona, reuniones de trabajo y un largo etcétera.

Llegados a este punto, te recomendamos usar agendas personalizadas. Si eres poseedor de una empresa tal vez una buena idea para regalar a tus trabajadores y además motivarlos sería regalar una agenda con el logotipo de tu empresa. Si eres freelance o simplemente quieres utilizar un logotipo que hayas creado para tus proyectos propios, no te cortes y personaliza tu agenda. A través de pequeños alicientes como la utilización de una nueva agenda, bolígrafos que te gusten e incluso marcadores verás como aumenta tu motivación organizativa y por consiguiente tu productividad.

¿Qué ventajas te va a proporcionar la utilización de una agenda?

– No olvidar nunca más ninguna tarea por simple que consideres

La rutina diaria en la que vivimos nos lleva a mantener un estilo de vida donde todo va deprisa y nos faltan horas. Con la utilización de una agenda, podrás saber lo que debes hacer cada día e incluso designar horas a cada tarea. Dedica unos minutos cada noche a organizar, añadir o descartar tareas.

– Mejora en la organización de tu tiempo y eficiencia

Gracias a dedicar unos minutos cada día a organizar tu día a día lograrás organizar tu tiempo y si te ciñes a tu agenda te prometemos que lograrás más tiempo de calidad para dedicarte a ti mismo, amigos y familia.

– Delegar tareas al encontrarte abrumado por la cantidad de tareas

Es posible que en más de una ocasión al ver todas las tareas por escrito te percates que no puedes llegar a todo. Por lo tanto es momento de delegar tareas o pedir ayuda. Recuerda que somos personas, no máquinas.

– Un hábito revelador

Llevar contigo mismo una agenda y utilizarla a diario será un hábito muy beneficioso a la larga. A través de la escritura para organizar tu tiempo verás en qué debes dedicar más o menos tiempo y te conocerás a ti mismo a un nivel que jamás hubieras imaginado.

– El placer de tachar una tarea realizada

Por último y no menos importante, para todos aquellos amantes de las listas tener una agenda donde puedas tachara cada una de las tareas realizadas aportará un chute de placer que no conseguirías si te decidieras por la utilización de una aplicación a modo de agenda diaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here