La comparecencia de Emilio Saracho se ha convertido en el segundo asalto de un combate entre él mismo y Ángel Ron porque ha planteado como eje principal de su exposición que el Banco Popular era un banco «que estaba condenado», tal y como ha afirmado, es decir, que ha ajustado su planteamiento en que, por mucho que hubiera hecho, el resultado hubiese sido el mismo.

Según Saracho, el Popular estaba tan mal que las soluciones para sobrevivir eran pocas. Para ello se ha escudado en un equipo directivo que, según él, era totalmente ignorante de la situación real del banco.

Sin embargo, Saracho ha reconocido, al exponer las circunstancias de su contratación —según él rechazó la oferta en tres ocasiones— y, finalmente aceptó, aunque «le daba mucha pereza aceptar la presidencia del Banco Popular». Según Saracho no hubo ninguna intervención externa en su contratación, al igual que en las condiciones de su contrato que, según ya ha confirmado Diario16, fueron impuestas por Saracho obligando, incluso a modificar los propios estatutos de la entidad.

A partir de ahí, para defender su gestión no ha hecho más que atacar la herencia recibida del anterior equipo, centrándose en aspectos como que la liquidez y la solvencia no era tal porque, en concreto, los fondos propios los tenía vendidos, cuando en la contabilidad interna del banco se demuestra que los fondos propios estaban cifrados en 11.000 millones de euros.

«Banco Popular no era sólido, no era líquido, era gaseoso por la prestidigitación supervisora», ha afirmado Saracho olvidándose de que en el momento en que él entró en el banco había un valor nominal de la acción estaba por encima del que él dejó.

Respecto a la ampliación de capital Saracho la ha calificado como un desastre porque se hizo en contra de los propios clientes y accionistas y porque se perdió en menos de 6 meses, achacando este hecho a la gestión de Ángel Ron pero sin contar con los movimientos que provocó Antonio del Valle, junto a Reyes Calderón, que deterioraron la imagen del banco.

Según Saracho él se encontró con una situación en que las NPA del Popular no habían bajado en ningún momento durante una década. ¿Por qué no vendió esos activos como hizo el Santander a un fondo buitre?

Ha sorprendido, o tal vez no, que cargara toda la responsabilidad de la resolución en la normativa de Europa, una clara estrategia pensada para proyectar la culpa de la ruina de 305.000 accionistas en Europa y no en su gestión.

Por otro lado, Saracho ha cargado contra los órganos directivos y los trabajadores del Banco Popular, a pesar de que en otro momento haya fingido un llanto de falsa emoción que se le ha pasado a los cinco segundos. «Pregunté que cuánto faltaban de provisiones y me respondieron que no lo sabían. Si el mercado no sabe lo que tiene en su activo no puede circular. Es una bomba. Se puede llevar a mucha gente por delante». Tras esto ha apostillado que él trabajó en el Popular con prácticamente todo el equipo de Ángel Ron, un nuevo dardo hacia el anterior ex presidente y una coartada.

En referencia a las soluciones que pudo haber adoptado, ha asegurado que cuatro bancos —todos menos CaixaBank— estuvieron analizando los datos del Popular y que, como tenía valor negativo por las provisiones para futuros litigios, no era atractivo porque obligaba a esas entidades a grandes ampliaciones de capital. «La resolución arregló un problema que no tenía solución. Teníamos preparada la suspensión de pagos porque el día 7 de junio no podíamos abrir», ha afirmado con contundencia.

Según Saracho, al solicitar el ELA quedaba eliminada la posibilidad de realizar una ampliación de capital y que esa fue la causa por la que no se aceptaron las ofertas de Barclays y Deutsche Bank, ofertas que, a pesar de haberse publicado por Diario16, según Saracho, no son más que cartas comerciales cuando, tal y como demuestran los correos de Escrig con Deutsche Bank, llevaban varios días hablando de esa posibilidad de ampliación.

Saracho ha afirmado que el Popular necesitaba una ampliación de capital de 5.500 millones y que, en la situación de credibilidad en la que estaba, era muy difícil que el mercado hubiera entrado. Se olvida de que la suma de las dos ofertas de Barclays y Deutsche Bank era de 8.000 millones. Sin embargo, el propio Saracho ha reconocido que también hubo ofertas de empresas como Morgan Stanley o la propia JP Morgan.

Es importante resaltar el hecho de que Saracho ha mencionado a Diario16 en una clara estrategia de desprestigio de este medio, llegando incluso a afirmar que «Esteban Cano ganaría más dinero en Hollywood como guionista». También ha afirmado que este medio está financiado por abogados cercanos a Ángel Ron, algo de lo que ya hablaremos en los próximos días pero, simplemente, debemos decir que ese despacho en concreto no pudo actuar en favor de los afectados que quisieron interponer querellas o demandas contra el Banco de Santander por tener conflicto de interés con la entidad cántabra. Diario16 es un medio libre e independiente que no publica ningún tipo de «fake news» porque todo lo que llevamos escrito desde hace más de un año del Caso Banco Popular está soportado con documentos que han sido presentados y aceptados por la Audiencia Nacional a instancias del Fiscal Anticorrupción. A pesar de afirmar que no lee Diario16, muy enterado está el señor Saracho de los contenidos que publicamos.

Por otro lado, Saracho ha incurrido en una grave contradicción al afirmar que contrató a Uría para que les asesoraran en referencia a la mejora de las prácticas del banco porque no le daba confianza cómo se hacían las cosas, es decir, montar una cuarta línea de defensa. Sin embargo, el ex presidente del Popular ha afirmado que contrató los servicios del despacho de cabecera del Santander porque nunca habían trabajado con el Popular y que lo hizo cuando inició su mandato. No obstante, Diario16 ha publicado las facturas en las que los trabajos encargados a Uría y Menéndez están fechados a partir del 17 de febrero, por tanto, tres días antes de acceder a la presidencia y de tener poderes para dicha contratación. ¿Ha mentido el señor Saracho a la Comisión?

La comparecencia del ex presidente del Popular, que ha durado más de 3 horas y media, ha dejado más aspectos para el análisis que Diario16 publicará en los próximos días por ética y, sobre todo, por la responsabilidad con los más de 305.000 afectados.

12 Comentarios

  1. Se le ve desmejorado, le pesará la culpa y la mentira? Lo dudo, lo que le pesará es que se le ha visto el plumero y algunos ya no querrán jugar al golf con él.

  2. Espero y sé con seguridad que diario16 punto por punto nos irá perfilando las contradicciones de la presencia de Saracho en el Congreso. Ojo, él mismo ha dicho que el Popular era un nido de corrupción de contabilidades ficticias y todo tipo de trapicheo, pero en cambio no acudió a denunciarlo como era su obligación, por lo tanto es partícipe en primera persona y culpable. Hay que ir por lo penal.

    • Efectivamente, si tenía conocimiento de delitos y no los denunció, culpable también…mucha salida no tiene.

  3. Este Saracho pensa que o popular era corrupto como ele e como os que lhe pagaram. O ladrao julga que todos pesam e sao como eles.

  4. Esta rata se merece todo lo que le pase a robado a gente honrada pero también a gente muy poderosa y peligrosa de los que te cortan la cabeza por 100 dólares este y los responsables de este robo tendrán que ir con escolta hasta el váter el resto de su puta vida

  5. el saracho otro personaje trepa. Es un analfabeto financiero, que ha llegado a vicepresidente mundial de un banco creo de JPMOrgan. En este mundo no hay como montàrselo bien. este personaje es un inùtil integral, como a demostrado, solo hay que saberse vender bien al mejor postor, y estar dispuesto a todo, por dinero. Otro ejemplo es «eltuerto· Guindos . vicepresidente del BCE , sin tener estudios universitarios, asì nos va . es que en la polìtica española, tenemos a lo mejor de cada casa.
    Como el ciudadano medio español `pasa de polìtica, pues los espabilados se aprovechan , y asi estamos gonernados por una banda de indocumentados, gente en la mayoria de los casos, que si no estuvieran en polìtica, estarian pidiendo a la puerta de los supermercados. Con traje y corbata parecen algo, pero en cuanto los desnudan, te das cuenta que son una autentica mierda

  6. Esperamos justicia. Esto no puede quedar así.
    «Este personaje» hundió al Banco Popular (Uno de los grandes bancos de este país) y en el que confiaron muchos accionistas, desde su entrada como presidente. Qué se investigue todo. Ha habido accionistas que perdieron los ahorros de toda una vida y hasta se han suicidado…
    ¡JUSTICIA !!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre