Se cumplieron los pronósticos y las proyecciones electorales. Antonio Costa ha ganado las elecciones legislativas en Portugal. Eso sí, para lograr gobernar deberá pactar con sus antiguos socios de la izquierda, ya que no el Partido Socialista no ha logrado la mayoría absoluta que, durante las últimas semanas, estuvo muy cerca de conseguir.

El Partido Socialista (PS) lograba un 36,65% de los votos y 106 escaños, a 10 de la mayoría absoluta. En segunda posición, el partido de centro derecha PSD obtenía un 27,9 %, con 77 diputados. El resto de los partidos de la izquierda que lograba representación parlamentaria, Bloco y CDU, conseguían un 9,67%  (19 escaños) y un 6,46% (12 diputados) respectivamente.

El voto conservador portugués se ha focalizado en el PSD, lo que ha provocado el hundimiento del CDS-PP con un 4,25% (5 escaños), hecho que ha provocado que su lideresa abandonara anunciara su dimisión.

También ha conseguido representación parlamentaria el Partido de los Animales y la Naturaleza (PAN), con un 3,28% y 4 escaños.

El pueblo portugués ha apostado por continuar con las reformas basadas en la justicia social aplicadas en los últimos cuatro años por Antonio Costa. Eso sí, el voto se ha vuelto a concentrar en los dos principales partidos, lo que anuncia una vuelta al bipartidismo por más que el PS necesite de los otros partidos de la izquierda para poder gobernar. ¿Se repetirá la situación previa a las elecciones o las formaciones progresistas minoritarias pretenderán entrar en el gobierno?

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre