domingo, 17octubre, 2021
20.8 C
Seville

Ridículo del xenófobo Boris Johnson: ahora pide a gritos camioneros de otros países

El Brexit lleva el caos económico y comercial a las Islas Británicas

- Publicidad -

análisis

Mucha teoría política en el congreso del PSOE, pero el precio de la luz sigue por las nubes

Avanza el 40 Congreso del PSOE tras el fiestón del primer día. Pasada la jornada inaugural –donde primaron los abrazos, besos, reencuentros de viejos...

Anne Hidalgo se presentó en el Congreso del PSOE como la gran referencia del socialismo

Anne Hidalgo, alcaldesa de París y candidata a la Presidencia de la República Francesa, ha llegado a Valencia a participar en el 40 Congreso...

Congreso del PSOE: la última oportunidad del socialismo español ante el auge de la extrema derecha

Hoy, mientras arrancaba el 40 Congreso del PSOE en Valencia, los socialistas del SPD, los verdes y los liberales anunciaban la formación de un...

El Repaso del 15 de octubre: Monarquía y PSOE, Francia y las vacunas, Prostitución

Hoy, como cada viernes, hacemos el repaso a cuatro manos: Junto a Jorge Caprile analizamos las noticias de actualidad de forma distendida. Damos así...
- Publicidad-

El caos se apodera de Reino Unido, donde las gasolineras han colgado el cartel de “surtidor vacío” ante la falta de camioneros con visado. Los atascos, las colas para repostar y la fiebre por las compras y por acaparar productos llega hasta las puertas de Londres y en las tiendas comienza a notarse el desabastecimiento. Un escenario distópico al que los ingleses asisten con la boca abierta. Downing Street garantiza que no habrá problema de suministro para la población en las próximas semanas, pero lo cierto es que empiezan a escasear productos de primera necesidad. La última es que Boris Johnson tendrá que movilizar al ejército (militares de Su Majestad haciendo las veces de camioneros, qué oprobio) y mendigar conductores, con urgencia, a la Unión Europea. Toda una humillación para un tipo arrogante que no quería saber nada de los pigs, a los que él considera los vagos del sur.

Colas, atascos, desórdenes públicos, peleas entre ciudadanos y policía, alarma social… Son las nefastas consecuencias del Brexit, el mayor suicidio económico protagonizado por un país a lo largo de la historia. Los ingleses se dejaron arrastrar por el delirio patriótico de los rubios euroescépticos y ahora, cuando estalla la crisis, caen en la cuenta de que los tomates y las lechugas no llegan a las tiendas a su debido tiempo, que el combustible escasea y que son los conductores españoles, portugueses e italianos los que tienen que ir al rescate de las soberbias e imperialistas Islas Británicas. Si era aislacionismo y ruptura de contacto con las razas inferiores lo que andaban buscando los xenófobos del Palacio de Westminster ya lo han encontrado. Ahí tienen el país que han creado: un lugar aislado en medio del océano, un mundo náufrago donde la comida y la gasolina faltan.

La situación es crítica y Johnson no puede hacer otra cosa que pedir a sus ciudadanos que guarden la calma y no entren en pánico. ¿Pero cómo ha podido llegar uno de los países económicamente más fuerte de Europa a esta explosiva situación de posguerra? La mala gestión de la pandemia es una de las causas, pero también, sin duda, las nuevas leyes xenófobas, el eslogan trumpista de Inglaterrra primero que ha recortado drásticamente la llegada de inmigrantes. El inglés rechaza los trabajos que considera menos nobles y refinados y por ahí empieza el desabastecimiento. No solo faltan camioneros, también fontaneros, electricistas, agricultores, albañiles… Toda esa brigada de choque de la economía que antes era nutrida por extranjeros y que ahora ya no existe. Johnson ha conseguido un país puro y ario, nacionalista y perfectamente blanco, no contaminado por el migrante, pero va a pagar un precio demasiado elevado. No hay transportistas, las estanterías de los supermercados están vacías y las patatas brillan por su ausencia en las mansiones del estirado lord inglés. A falta de suministro y a fuerza de echar a los extranjeros del país, las élites supremacistas, y también el pueblo llano que los vota, van a terminar comiéndose la hierba de los campos de golf. Esa es la gran paradoja económica que nos deja el Brexit.

El pifostio de Johnson

Las economías modernas del siglo XXI, absolutamente globalizadas, necesitan un mercado interrelacionado, comercio y flujo de personas, contacto constante entre naciones. Levantar muros y fronteras, salir de las organizaciones transnacionales y atrincherar el país en un castillo, como en tiempos de los señores feudales, tiene estas cosas y luego pasa lo que pasa: que en toda Inglaterra no encuentras un pobre chófer (las estadísticas hablan de un déficit de 100.000 camioneros) para llevar la comida a los mercados.

En realidad, todo lo que está pasando ya fue predicho por los grandes economistas del momento. Hasta diez premios Nobel advirtieron en 2016 sobre las consecuencias catastróficas del Brexit. Entre los firmantes estaban George Akerlof (Nobel en 2001), Kenneth Arrow (1972), Angus Deaton (2015), Peter Diamond (2010) James Heckman (2000), Eric Maskin (2007), James Mirrlees (1996), Christopher Pissarides (2010), Robert Solow (1987) y Jean Tirole (2014). “Las empresas y los trabajadores británicos necesitan pleno acceso al mercado único. Además, la salida crearía gran incertidumbre en torno a los futuros acuerdos comerciales alternativos del Reino Unido, tanto con el resto de Europa como con mercados importantes como los de Estados Unidos, Canadá y China”. “Y estos efectos”, añadieron, “perdurarían durante muchos años”. El norteamericano Eric Maskin llegó a decir que la salida del Reino Unido de la UE generaría “una desestabilización del comercio” y que ambas partes sufrirían los efectos. Nadie les hizo caso, Johnson siguió adelante con su alegre festival patriotero y el pueblo paga la factura.

Los presagios más funestos se están haciendo realidad y la sombra de la cartilla de racionamiento planea sobre el país. Ante la escasez de mano de obra, el ultra Johnson que antes se envolvía en la bandera imperial y en filosofías nacionalistas se ha visto obligado a ofrecer visados a destajo a todo aquel que quiera ponerse al volante de un camión o a dar el callo en las granjas avícolas. La humillación es de proporciones históricas. El gallito elitista y esnob que antes cacareaba contra los morenos del sur ahora se arrodilla ante ellos y les implora que le saquen las castañas del fuego. El pifostio que ha montado con sus políticas populistas es monumental. A veces, solo a veces, hay una justicia universal y este es un caso claro de karma funcionando a pleno rendimiento. El trumpista rubio y xenófobo empieza a tragar de su propia medicina. El populismo solo conduce al caos. Tomemos buena nota.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Trump se fue y este subnormal se queda sólo en un país donde la clase trabajadora es multiracial. Es un Fake eso de su frialdad, aunque los británicos tienen un punto de ignición más alto que los hispanos. Pero cuando saltan no hay un cristo que los aplaque. Yo soy más de los escoceses, que tienen muchos aspectos comunes a los gallegos, pero tampoco.
    Pienso igual que Antequera.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El modo en que Fernando Alonso sigue luchando contra Lewis Hamilton

Podría parecer las declaraciones de Fernando Alonso son simple fuego de artificio, que sus acusaciones contra la FIA y la Fórmula 1 en general...

Victoria feminista: el PSOE impulsará una ley para la abolición de la prostitución

Las feministas del PSOE han logrado una gran victoria en el 40 Congreso. A pesar de que antes de que comenzara la Comisión 2,...

El PSOE no deja votar las enmiendas republicanas de Izquierda Socialista porque «desestabilizan»

Tal y como publicamos en Diario16, las enmiendas republicanas presentadas en las comisiones del 40 Congreso Federal. Fuentes de Izquierda Socialista han confirmado a...

Sánchez desembarca al Gobierno en la Comisión Ejecutiva

Uno de los debates eternos en el Partido Socialista Obrero Español es si cuando la formación está en la Moncloa, Ferraz debe tomar el...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El modo en que Fernando Alonso sigue luchando contra Lewis Hamilton

Podría parecer las declaraciones de Fernando Alonso son simple fuego de artificio, que sus acusaciones contra la FIA y la Fórmula 1 en general...

Victoria feminista: el PSOE impulsará una ley para la abolición de la prostitución

Las feministas del PSOE han logrado una gran victoria en el 40 Congreso. A pesar de que antes de que comenzara la Comisión 2,...

El PSOE no deja votar las enmiendas republicanas de Izquierda Socialista porque «desestabilizan»

Tal y como publicamos en Diario16, las enmiendas republicanas presentadas en las comisiones del 40 Congreso Federal. Fuentes de Izquierda Socialista han confirmado a...

Sánchez desembarca al Gobierno en la Comisión Ejecutiva

Uno de los debates eternos en el Partido Socialista Obrero Español es si cuando la formación está en la Moncloa, Ferraz debe tomar el...