El vicepresidente de los Estados Unidos de América, Mike Pence, estará presente en la ceremonia de inauguración del presidente Joe Biden el 20 de enero. Las relaciones entre Donal Trump y Pence se han deteriorado considerablemente desde que el vicepresidente confirmó el jueves la victoria del demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre, frente a las dos cámaras reunidas durante la noche para una sesión especial tras el intento de toma del Capitolio por parte de los seguidores de Donal Trump, en el que cinco personas han muerto y, al presidente republicano saliente se le acusa de haber alentado con sus declaraciones.

Está previsto que Joe Biden y Kamala Harris, juren el cargo, de presidente y vicepresidente respectivamente, el 20 de enero en formato reducido debido a la pandemia de coronavirus. La ceremonia tradicionalmente se lleva a cabo en las escalinatas del Congreso, frente a los jardines del National Mall. Cada cuatro años, cientos de miles de espectadores acuden en masa a la capital federal de Estados Unidos para asistir. Aunque este año el acceso será limitado al encontrarse la ciudad de Washington en estado de emergencia por la pandemia.

Tras los violentos sucesos acaecidos el 6 de enero, el presidente saliente podría encontrarse a partir del lunes ante un segundo procedimiento de acusación. Donald Trump,  en el poder desde 2017, ya ha sido objeto de varios procedimientos por diversas irregularidades como el iniciado por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a finales de 2019 por la acusación de haber pedido a un país extranjero, Ucrania, investigar a su rival Joe Biden. 

Nancy Pelosi, ha prometido actuar si el presidente republicano no dimite ahora de inmediato. Los líderes demócratas instaron a Mike Pence a declarar, con una mayoría gubernamental, que Donald Trump no era «apto» para desempeñar sus funciones, según la Enmienda 25 de la Constitución.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre