El uso obligatorio y continuado de la mascarilla, aunque se mantenga la medida de distanciamiento, se ha extendido ya por trece comunidades autónomas.

Así, Cataluña fue, la semana pasada, la primera comunidad que anunció que iba a implantar el uso obligatorio de la mascarilla en cualquier espacio público, tanto si se puede guardar distancia social como si no. Desde entonces otras 12 han seguido sus pasos: Baleares, Extremadura, Murcia, Cantabria, Andalucía, Aragón, La Rioja, Asturias, País Vasco, Navarra, Castilla y León y, ahora, Castilla-La Mancha.

la Comunidad de Madrid, Canarias, la Comunidad Valenciana, Galicia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla siguen siendo los únicos territorios en los que no es obligatorio el uso de la mascarilla en todos los espacios públicos.

Aunque estas comunidades ya han reconocido que están estudiando asumir estas medidas.

Los rebrotes, las zonas afectadas, como en Cataluña, están llevando a algunas comunidades a dar un paso atrás hasta volver a la Fase 2. El avance del coronavirus obliga a Cataluña a más restricciones, especialmente en toda la zona metropolitana de Barcelona y la comarca de Lleida.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre