OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No pudo ser. La urgente necesidad de aprobarse el Plan Nacional de Alzheimer tendrá que esperar a la próxima legislatura y a la voluntad del nuevo Gobierno que salga del resultado de las urnas el 28A.

A lo máximo que ha llegado este Gobierno es a que la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, informe al Consejo de Ministros del proyecto, pero sin rematar su aprobación. Se trata de una iniciativa que afecta a más de un millón de personas que padecen Alzheimer en España, más a sus cuidadoras y familias.

Desde hace años, La Federación de Asociaciones de Alzheimer, CEAFA, trabaja en colaboración con el Imserso en su Centro de Referencia Estatal del Alzheimer (CRE Alzheimer del Imserso en Salamanca) para lanzar este plan a través de un completo equipo de profesionales expertos en el sector que han aportado su colaboración desinteresada para lograr la aprobación de este plan. Tampoco en esta legislatura ha sido posible.

El Plan

El Plan pretende reducir el impacto de la enfermedad, favorecer el mantenimiento de la persona con Alzhéimer en su entorno, poner en marcha las necesarias respuestas sociales y sanitarias y mejorar el conocimiento relativo a la dimensión y las necesidades de las personas con Alzhéimer y sus familias.

En esta línea, la detección temprana es uno de los avances que marca el proyecto, que prevé mejorar las capacidades diagnósticas del sistema, yestablece el fomento de la investigación sobre el origen, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

Para ello, recoge el desarrollo de programas de información y sensibilización de profesionales sanitarios, para la detección de signos y síntomas de la enfermedad.

Además, tiene como objetivo frenar el impacto económico y social de la enfermedad. En esta línea, persigue el apoyo a los familiares cuidadores a través de otros sistemas de protección, como la seguridad social, el ámbito laboral o la vivienda.

Así, recoge medidas como la formación de los profesionales de Atención Primaria para la detección de situaciones de sobrecarga y estrés de familiares cuidadores.

También contempla la necesidad de involucrar a todos los agentes y al conjunto de la sociedad en la respuesta hacia los retos que plantea el abordaje integral de la enfermedad, eliminando situaciones de rechazo, exclusión y estigmatización hacia las personas con Alzheimer.

El Plan establece cuatro ejes de actuación. En primer lugar, la investigación sobre factores determinantes de la enfermedad. En segundo lugar, el desarrollo de políticas de promoción de la salud, así como el avance en el diagnóstico precoz y la elección de los tratamientos más adecuados.

En tercer lugar, se establece un eje de mejora de los servicios, apoyos y prestaciones para avanzar en la atención a las personas en distintos ámbitos.

Finalmente, pone el foco en trabajar en la sensibilización de la opinión sobre la mejora de las actitudes en el entorno, con el propósito de cambiar la visión que la sociedad tiene del Alzheimer.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del Imserso, está ultimando este documento con el Grupo Estatal de Demencias y la secretaría general de Sanidad. Este cuenta con la máxima participación de los sectores más implicados en el Alzheimer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − diez =