Si alguna duda quedaba sobre que el problema no son las leyes sino la interpretación de los jueces, ha quedado claro con la decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, TSJCyL, que ha ratificado las órdenes de la Junta de confinamiento perimetral de León, Palencia y la localidad leonesa de San Andrés del Rabanedo, planteadas por la Consejería de Sanidad y en base a la orden de Sanidad para tratar de doblegar la curva de la pandemia.

Justo lo contrario a lo que ayer decidió el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que tumbó la orden de Sanidad y ha generado una confusión política, legal y ciudadana sin precedentes en tiempos eran graves de pandemia.

De hecho, el Gobierno se ha visto obligado a mover ficha para anunciar hoy un estado de alarma si Ayuso no pone desde su Ejecutivo medidas para evitar la salida masiva de madrileños durante el día de hoy para pasar el fin de semana largo de El Pilar en la costa española y otras zonas del interior de comunidades limítrofes, como son Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre