En menos de 24 horas consiguió Fomento reanudar la red ferroviaria del AVE. La buena gestión para la recuperación de circulación de estos trenes no será un tema de conversación de tertulias. Porque lo que funciona no interesa hoy a buena parte de la opinión pública y publicada.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió ayer, acompañado por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, al Centro de Regulación de Circulación (CRC) central de Adif en la estación de Madrid-Puerta de Atocha, donde se gestiona el tráfico ferroviario que circula por la red de alta velocidad y que logró reanudarse prácticamente en su totalidad apenas 24 horas después de la nevada.

El CRC es una infraestructura crítica que coordina el plan de transportes establecido con los operadores ferroviarios y que ha permitido que, en estos días complicados, los trenes de alta velocidad, así como los de ancho variable, hayan podido volver a prestar servicio en un tiempo récord.

Los operadores del CRC guiaron durante la nevada del pasado viernes a los trenes que se encontraban en pleno trayecto durante el temporal. Si bien se registraron numerosas incidencias, ninguna fue de gravedad. Tras la interrupción del servicio durante la jornada del sábado, el domingo se fueron recuperando todas las líneas de alta velocidad, salvo la Línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona, que volvió a operar el lunes.

En el Centro de Regulación de la estación de Madrid-Puerta de Atocha confluyen prácticamente todas las líneas de Alta Velocidad y, por ello, es denominado CRC central. Se trata, además, del primer CRC de alta velocidad que se puso en servicio en España para gestionar la primera línea de Alta Velocidad la Madrid-Sevilla, en abril de 1992.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre