sábado, 12junio, 2021
28.1 C
Seville

El teletrabajo como oportunidad de país y de empresa

Óscar Iglesias Fernández
Profesor de Sociología de la UNED
- Publicidad -

análisis

La condena a Ratko Mladić y la interminable pacificación de los Balcanes

Las guerras balcánicas de los 90 tuvieron un impacto político y mediático particularmente destacado, quedando en la memoria colectiva como un paradigma de hasta...

La macabra relación entre el negacionismo de Vox y el incremento de los asesinatos machistas

En medio de la consternación por el asesinato de las niñas de Tenerife Vox continúa su discurso negacionista de la violencia de género

‘¡Viva Rusia!’, el guion inédito de Berlanga que desquiciará a la extrema derecha

Berlanga fue el mejor psicoanalista de lo español de nuestro tiempo. Ahí están sus películas, auténticos retratos sociológicos, instantáneas de momentos históricos y radiografías...

El Repaso del 11 de junio: hoy nos quedamos sin palabras. Ni una más, ni una menos.

En El Repaso de hoy nos hemos quedado sin palabras. No hay nada más importante que repasar hoy que la situación que estamos viviendo...
- Publicidad-

La mayoría de la ciudadanía española cree que el teletrabajo, que tanto se está usando como consecuencia de la COVID-19, es positivo para la sociedad, para la empresa y para los trabajadores, según la encuesta del CIS, Tendencias en la sociedad digital durante la pandemia.

Por tanto, aquellos países y compañías que lo adopten más rápidamente y mejor, ganarán en productividad, pero más importante aún es que ganarán en reputación, algo que repercutirá positivamente en su rentabilidad futura al ayudarles a alcanzar mejores resultados y bienestar.

La buena acogida del teletrabajo en España ha puesto al descubierto una gran contradicción en el mercado laboral. Por una parte, España y muchas empresas contaban con la tecnología necesaria para realizar el teletrabajo con todas las ventajas que ello aporta. Y por otra, existía, y continúa existiendo, una cultura directiva presentista, que se resiste a cualquier novedad por productiva que sea para las empresas y sus trabajadores, aunque como ya se ha visto funcione.

Este contexto, hace necesaria una adaptación al cambio por parte de la mayoría de las culturas corporativas de las empresas, para aprovechar unas ventajas del teletrabajo que ya están contrastadas. Y también muy aceptadas socialmente. Aunque es importante comprender que no todos los empleos son susceptibles de realizarse mediante teletrabajo.

Esta adaptación cultural es urgente, ya que los países y las empresas que más rápidamente y mejor se adapten tendrán una ventaja competitiva y de negocio. Máxime, cuando hay una guerra encarnizada por el talento que se va a agudizar en los próximos años, y en la tendrá un peso importante el trabajo, pero también la forma de trabajar y la sociedad en la que se puede desarrollar esa actividad.

Por eso, es importante aprovechar esta oportunidad para estudiar la experiencia de más de un año de teletrabajo, para analizar los resultados y tomar las decisiones adecuadas que lleven a incluir el teletrabajo en el marco de una nueva cultura laboral, basada en la confianza y la corresponsabilidad.

Tras el final del Estado de alarma, está comenzando una cierta normalidad, que nos tiene que hacer preguntarnos qué ocurrirá con el teletrabajo cuando termine la pandemia ¿Aumentará, se mantendrá prácticamente igual, se reducirá, o dependerá de los casos?

La respuesta la tenemos también en esta encuesta del CIS, ya que un 34,6 por ciento de los españoles piensa que depende de los casos. Un 25,1 por ciento, cree que aumentará. Un 14 por ciento, que se reducirá. Y un 10,7 por ciento que se mantendrá prácticamente igual. Todo ello, en un contexto donde el 12,9 por ciento de la población afirma no tener conexión a internet en su casa.

El momento es apasionante. Pero, reitero que, es preciso analizar como implantar el teletrabajo de la mejor manera posible, tanto en España como en las empresas, porque ello traerá nuevas oportunidades de bienestar para la sociedad española.

Mientras, podemos ir aprovechando el camino recorrido y analizar la gran experiencia que ahora se tiene, y que ya nos muestra algunas tendencias:

  • Un 23,9 por ciento de las personas que han teletrabajo cree que el resultado de su teletrabajo ha sido mejor que el que hacía antes de la pandemia, porque ha tenido mayor rendimiento, más eficaz, eficiente y productivo; porque han tenido más herramientas digitales, y las empresas estaban mejora preparadas y gestionadas; por la mayor optimización del tiempo; porque se trabajaba más horas, con mayor dedicación, mas concentración y menos distracciones; por la mayor comodidad y evitar desplazamientos; porque mejoró en experiencia y en realizar tareas nuevas, entre otras.
  • Un 41,2 por ciento de las personas que han teletrabajo cree que el resultado de su teletrabajo ha sido igual que el que hacía antes de la pandemia, porque el trabajo no ha variado y porque ya teletrabajaba.
  • Para seis de cada diez españoles el teletrabajo es positivo para las empresas, es decir, para el 62,2 por ciento de los ciudadanos, porque reduce costes; evita desplazamientos; aumenta la productividad; facilita la conciliación familiar; porque lo que es buena para el trabajador es bueno para la empresa; porque permite a las empresas seguir trabajando; y porque evita contagios y bajas laborales.
  • El teletrabajo es positivo para los trabajadores para el 49,9 por ciento de los españoles, porque evita desplazamientos, favorece la conciliación familiar, y porque los empleados son dueños de su tiempo para organizar la agenda.
  • El teletrabajo es positivo para la vida familiar de los empleados para un 58,6 por ciento de los españoles, porque facilita la conciliación familia; permite organizar mejor los tiempos de trabajo y no trabajo; que los padres y madres se ocupen más de sus hijos; y que los padres y medres estén más tiempo juntos.
- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Suspendido el partido Dinamarca-Finlandia tras quedarse Eriksen sin conocimiento

Corría el minuto 43 del partido Dinamarca-Finlandia cuando el jugador del Inter de Milán, el danés Christian Eriksen, se dirigía a la banda para...

Tomás Gimeno asesinó a sus hijas “para provocar a su expareja el mayor dolor que pudo imaginar”

Tomás Gimeno asesinó a sus hijas “para provocar a su expareja el mayor dolor que pudo imaginar”, según el auto judicial, “mató a las niñas...

El PSOE combatirá el mensaje “negacionista” de la violencia machista de la derecha y la ultraderecha

“Si queremos un país fuerte, unido, que trabaje en la misma dirección, que en el futuro todos estén incluidos y nadie se quede fuera...

Gales arranca a Suiza un empate desde la mediocridad

La selección británica logró empatar un partido en la que Suiza puso el fútbol y las ocasiones más claras aunque terminó sufriendo
- Publicidad -

lo + leído

Suspendido el partido Dinamarca-Finlandia tras quedarse Eriksen sin conocimiento

Corría el minuto 43 del partido Dinamarca-Finlandia cuando el jugador del Inter de Milán, el danés Christian Eriksen, se dirigía a la banda para...

Tomás Gimeno asesinó a sus hijas “para provocar a su expareja el mayor dolor que pudo imaginar”

Tomás Gimeno asesinó a sus hijas “para provocar a su expareja el mayor dolor que pudo imaginar”, según el auto judicial, “mató a las niñas...

El PSOE combatirá el mensaje “negacionista” de la violencia machista de la derecha y la ultraderecha

“Si queremos un país fuerte, unido, que trabaje en la misma dirección, que en el futuro todos estén incluidos y nadie se quede fuera...

Gales arranca a Suiza un empate desde la mediocridad

La selección británica logró empatar un partido en la que Suiza puso el fútbol y las ocasiones más claras aunque terminó sufriendo