El Tribunal Supremo confirma la obligación del PP de devolver los 245.492,80 euros con los que financió campañas de Pozuelo y Majadahonda a través de la trama Gürtel.

De hecho, la exministra de Sanidad de Mariano Rajoy, Ana Mato, tendrá que devolver los 27.857,53 euros que recibió de la trama a través de viajes, regalos y fiestas.

Además, confirma los más de 51 años de cárcel para los condenados vinculados al PP en esta trama de financiación ilegal del partido. Once de los acusados son condenados a más de once años de prisión, como es el caso de  Bárcenas, Correa, Crespo o Viejo.

Matiza el Supremo que ve excesivas las menciones a la Caja B en la sentencia recurrida porque “no puede haber responsabilidad penal sin acusación o defensa» por lo que esa mención queda eliminada de los hechos probados. Las condenas de los 29 acusados quedan modificadas ligeramente.

Auto:

La Sala II del Tribunal Supremo ha dictado sentencia en la denominada primera época del ‘caso Gürtel’, que abarca el periodo 1999-2005, en la que confirma en líneas generales la dictada por la Audiencia Nacional el 17 de mayo de 2018, con ligeros ajustes en las penas y multas derivadas de la estimación parcial de los recursos de la Fiscalía, de 19 acusados y del Partido Popular.

Algunas de las penas se elevan al castigarse ahora de forma separada el fraude y la malversación que fueron cometidos en concurso de delitos, tal como pidió la Fiscalía en su recurso, a quien también se estima la elevación de la cuantía de determinadas multas. Y las reducciones vienen dadas por apreciación de atenuantes (como la de colaboración en el caso de Francisco Correa por su declaración en el juicio), absolución de algunos de los delitos cometidos o nuevas individualizaciones de penas que se consideran más correctas.

En una sentencia de 1.843 folios, dictada por unanimidad, y de la que ha sido ponente el magistrado Juan Ramón Berdugo, el Supremo confirma la comisión en esta causa de delitos de cohecho (activo y pasivo), falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos, prevaricación, asociación ilícita, fraude a la administración pública, blanqueo de capitales, delitos contra la hacienda pública, tráfico de influencias, apropiación indebida, o exacciones ilegales.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorIRPH: Sánchez, Iglesias y Calviño, los mejores aliados de la banca
Artículo siguienteNacionalismos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre