La sala II del Tribunal Supremo ha fijado para el 21 de junio la vista pública en la que se deliberaran los recursos de casación contra la sentencia del TSJ de Navarra, que confirmó las condenas a nueve años de prisión a los miembros de ‘La Manada’.

El Tribunal de Navarra confirmó la condena de 9 años de prisión por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento cometido en los Sanfermines de 2016, en abril de 2018.

Son recurrentes la Fiscalía, la víctima, los cinco condenados y las acusaciones populares en nombre de la Comunidad foral y del Ayuntamiento de Pamplona. Las acusaciones y el Ministerio Público sostienen que fue una agresión sexual, mientras que las defensas de los acusados afirman que se trató de relaciones sexuales consentidas entre adultos.

El tribunal que examinará el caso estará presidido por el magistrado Andrés Martínez Arriega e integrado, además, por Francisco Monterde, Ana Ferrer, Vicente Magro y Susana Polo, que actuará de ponente.

Fuentes del Supremo explicaron hace unos días, en el primer aniversario de la sentencia, que la audiencia pública supone que podrá haber presencia de público general en la sala en la que se escuchará a los representantes de las partes, en ausencia de los condenados y la víctima.

El tribunal podría hacer público el fallo definitivo ese día o darlo a conocer en sentencia escrita, horas o días después

El tribunal podría hacer público el fallo definitivo ese día o darlo a conocer en sentencia escrita, horas o días después. La decisión a la que se enfrenta el Tribunal Supremo implica determinar si lo ocurrido en los Sanfermines de 2016 merece la absolución de los condenados que pide la defensa de La Manada, la ratificación de las condenas a 9 años de prisión por abusos sexuales con prevalimiento del TSJ de Navarra, y también de la Audiencia de Navarra, o si cabe considerar el delito de agresión sexual, tal y como han pedido la Fiscalía del Tribunal Supremo, la víctima y las acusaciones populares.

LA SENTENCIA DEL TSJ DE NAVARRA

LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE NAVARRA

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha mantenido que las relaciones sexuales enjuiciadas fueron llevadas a cabo por los procesados sin el libre consentimiento de la víctima. Por ello ha confirmado la calificación de dichas acciones como abuso sexual continuado, porque el relato de los hechos probados de la sentencia recurrida excluye expresamente la violencia.

A juicio de la mayoría del tribunal, es dudosa la concurrencia de la intimidaciónnecesaria para calificar aquellas acciones como agresión sexual o violación, puesto que los hechos probados de la sentencia de la Audiencia de Navarra, a los que la Sala debe atenerse en estos recursos, no recogen la imprescindible acción intimidatoria o amenaza de los procesados, expresa o tácita.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra mantiene que las relaciones sexuales enjuiciadas fueron llevadas a cabo por los procesados sin el libre consentimiento de la víctima.

Dos de los cinco magistrados formularon un voto particular, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, y Miguel Ángel Abárzuza, quienes aprecian la existencia de intimidación, y consideran que habría que condenar a los miembros de ‘La Manada’ por un delito continuado de agresión sexual a 14 años de cárcel, 3 meses y un día.

EN LIBERTAD PROVISIONAL EN JUNIO 2018

Los miembros de ‘La Manada’ fueron puestos en libertad en junio de 2018 tras cumplir casi dos años en prisión preventiva. El 21 de junio la Audiencia Provincial de Navarra dictó libertad provisional y al día siguiente salieron de la cárcel, tras abonar cada uno una fianza de 6.000 euros.

Ángel Boza volvió a prisión.

En agosto Ángel Boza volvió a prisión. Estuvo en la cárcel desde el 1 de agosto, cuando fue detenido, hasta finales de noviembre, acusado del robo de unas gafas de sol y por presuntamente intentar atropellar a dos vigilantes de seguridad en su huida al salir del aparcamiento. El 23 de noviembre fue condenado a una multa de 1.080 euros y puesto en libertad.

EL MILITAR Y EL GUARDIA CIVIL FUERON EXPULSADOS DEL CUERPO

El militar de ‘la manada’, Alfonso Jesús Cabezuelo, fue expulsado de las Fuerzas Armadas el pasado octubre. En enero también fue expulsado de la Guardia Civil , Antonio Manuel Guerrero Escudero. Se encontraba en situación de servicio activo y encuadrado a efectos de régimen interior en la comandancia de Córdoba, sin destino asignado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre