Foto de Eugenio Delgado, el autor confeso del crimen de Manuel Chavero, colgada en su perfil de Facebook.

Era el principal sospechoso desde el primer momento, pero hasta ahora los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil no han podido confirmarlo hasta la confesión del propio autor de la desaparición y crimen de Manuela Chavero, de 41 años, en la localidad pacense de Monesterio el 5 de julio de 2016. Eugenio Delgado, un joven de 28 años vecino de Manuela Chavero en la misma calle El Cerezo de Monesterio, ha confesado el crimen después de ser detenido este jueves por la noche en su domicilio, ubicado a escasos 25 metros de donde salió su víctima dejando las luces encendidas y sin llevarse sus objetos personales.

Una carta anónima enviada a los investigadores ha sido clave en la detención del joven, cuyos vecinos subrayan su carácter solitario y reservado. El detenido, que ha sido trasladado a Zafra para que los agentes de la UCO le tomen declaración, ha confesado que enterró a la mujer desaparecida en una finca agrícola y ganadera de su propiedad que posteriormente vendió.

La investigación del caso la ha llevado a cabo el Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra y estaba al frente de ella la Sección de Homicidios, Secuestros y Extorsiones de la UCO, junto a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Badajoz.

Eugenio Delgado, que acaba de confesar ser el autor de la desaparición y posterior asesinato de Manuela Chavero, ya declaró al comienzo de la investigación cuando la mujer desapareció en julio de 2016. En aquel momento contó a los investigadores que en la madrugada del 4 al 5 de julio cuando se produjo la desaparición se encontraba en la playa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre