El sondeo electoral publicado hoy por diario16.com pone de manifiesto la capacidad de resistencia del PSOE, así como la de Podemos, aunque pierde escaños, frente al batacazo de Ciudadanos. Además, Vox no sólo consigue mantener su posición, sino que crece y quedaría, por detrás de los de Pablo Iglesias, como cuarta fuerza política, relegando a Ciudadanos a la quinta posición.

Aunque este estudio demoscópico para Diario16 dista mucho de los optimistas datos del CIS, el PSOE tiene una pestaña, que seguro estaría dispuesto a firmar ahora mismo, entre un escaño menos y 16 más que los obtenidos en abril.

Así, según este sondeo de nuestro medio, las elecciones generales del 10 de noviembre darán un imposible acuerdo de la izquierda para Gobernar, mientras los números tampoco dan al tripartido de la derecha. Esto explica, el acuerdo no escrito del bipartidismo para que la investidura de Pedro Sánchez salga con la abstención del PP.

Quien se recupera es el PP tras el batacazo de las elecciones de abril. Un favor que Pablo Casado deberá de por vida a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Nuestro sondeo le vaticina un incremento de escaños entre 28 y 29 escaños. Serán los populares, sin duda, los que tengan un mayor crecimiento en unos comicios que sólo han tenido lugar por la incapacidad de diálogo y de llegar a acuerdos de la izquierda.

Errejón pincha

Como se ha ido viendo en la precampaña electoral, el partido de Iñigo Errejón pincha, lo que permite resistir a Podemos, que perdería según nuestro sondeo entre dos y siete escaños.

La diferencia entre el bloque de izquierdas y de derechas en este estudio-sondeo pone de manifiesto las dificultades para ambos bloques, el tripartido (PP-CS-Vox) que alncaza los 154 escaños, 22 menos que los necesarios para una mayoría que permita gobernar: 176. Por su parte, el bloque progresista que hizo a Sánchez presidente con tan sólo 86 escaños, sumaría un total de 186 escaños. Pero hoy esta suma es inalcanzable ante la crisis abierta entre los partidos independentistas catalanes cono el Gobierno de Sánchez y la clara enemistad y falta e entendimiento entre Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesia s (Podemos).

Vox

Nuestro sondeo es menos optimista que muchos de los publicados con respecto a Vox. Según nuestro estudio demoscópico, la ultraderecha sube entre tres y siete escaños, pero no alcanza a ser la tercera fuerza política, como vaticinan quienes prefieren meter el miedo en el cuerpo al votante conservador para que vuelva al redil y vote al PP.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre