Mark Zuckerberg, CEO del gigante tecnológico Facebook.

Si hay una característica inherente al bitcoin (moneda virtual que puede tener valor comercial) es la volatilidad. En las bolsas de todo el mundo están ya acostumbrado a que en una sesión su valor suba por encima de un diez por ciento y que al día siguiente se desplome otro tanto. Por ello, la inversión en bitcoin supone una montaña rusa de pérdidas y ganancias, aunque nadie estaba preparado para los tirabuzones que iba a suponer la criptomoneda de Facebook: Libra.

“Los ministros de Finanzas del G-7 han calificado Libra esta semana de ‘riesgo sistémico”

Si el pasado 1 de enero de 2019 el precio del bitcoin se movía en los 3.742 dólares. El 18 de junio, tras el anuncio del lanzamiento de Libra, subió hasta los 9.341 dólares, y desde entonces ha venido oscilando ente los 9.000 dólares y los 13.400 dólares por unidad.

Impulsada por Mark Zuckerberg y por un grupo de 27 socios –la Asociación Libra-, Libra, que nace según sus creadores “para ofrecer una moneda sencilla y global a través de tecnología blockchain”, debería estar en pleno funcionamiento en 2020. Sin embargo, los recelos alrededor de este proyecto son demasiados, y en las últimas semanas ha inspirado comentarios de numerosos mandatarios y reguladores internacionales, hasta convertirse en uno de los temas tratados por los ministros de Finanzas del G-7 esta semana en Chantilly, donde han llegado a hablar del nuevo proyecto de Zuckerberg como de un “riesgo sistémico”.

Amén del riesgo potencial que se observa para el blanqueo de capitales, lo que más preocupa de esta criptomoneda a los especialistas es la pretensión más o menos manifiesta de Zuckerberg y la Asociación Libra de crear un sistema financiero al margen del control y supervisión de los grandes poderes económicos, desde Wall Street a los propios gobiernos.

Por ello, el presidente de la Reserva Federal de EE UU, Jerome Powell, se mostraba tajante al respecto hace unos días y advertía de que “el plan de Facebook de lanzar la moneda digital Libra no puede seguir adelante” a menos que se aborden las serias preocupaciones en torno al proyecto.

Y entre las principales preocupaciones, como no podía ser de otro modo, cobra fuerza de nuevo la cuestión de la seguridad y la privacidad, en este caso alrededor de los datos financieros de sus usuarios que pretendan realizar pagos a través de Facebook y WhatsApp. La declaración de Powell hizo moverse de nuevo la montaña rusa financiera y el precio del bitcoin cayó hasta su peor nivel desde la presentación de Libra.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Pues si estamos en un mundo global,hay que asumir que nada es para siempre.¿O para vosotros,los reyes del capital,sí?
    Estáis temblando, no queréis ni oir hablar de nada que se escape a vuestro control. Pues creo que vienen curvas,átense los cinturones, vuestro SISTEMA cada dia tiene más agujeros, vosotros mismos habéis creado al monstruo que os devorará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + 17 =