La banca siempre gana y para hacerlo pasa por encima de lo que sea y de quien sea. No hay sentimientos, no existe la ética y, sobre todo, desaparece la mínima expresión de la condición humana. Los cambios del negocio bancario están sirviendo a las principales entidades para hacer una purga indiscriminada de sus trabajadores, hecho que incidirá claramente en la atención que reciben los clientes. Todo ello, además, con la inestimable ayuda de la reforma laboral del Partido Popular que indicaba que se podrían aplicar despidos colectivos si la empresa declaraba pérdidas o estimaba que las tendría en el futuro.

A esto último se ha agarrado la banca como un clavo ardiendo y, sobre todo, el Banco Santander quien, tras la adquisición del Banco Popular, ya ha planteado Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en el que se verán implicados 4.800 trabajadores si sumamos el anunciado estos días con el que se realizó en el año 2018. En valores absolutos, esto supone que casi la mitad del total de plantilla de la que disponía el Popular cuando el Santander se hizo con él por un euro.

Este recorte de humanos de la entidad cántabra es absolutamente incomprensible si nos hacemos caso de los datos publicados en referencia a sus beneficios y totalmente inteligible si tomamos como verdad las declaraciones de José Antonio Álvarez en el Congreso de los Diputados cuando dijo que Santander España llevaba años sin ganar dinero, es decir, que estaba en pérdidas.

Según las tablas salariales del Convenio de Banca, el salario bruto medio anual es de 34.474 euros. Por tanto, estos 3.700 despidos supondrán un ahorro de costes salariales 169.651.027,64 euros anuales. Evidentemente, las tablas salariales son los sueldos mínimos aplicados y, por tanto, esta cifra será superior pero nunca más del doble, una cantidad que, para una entidad del tamaño del Santander, es ínfima.

Sin embargo, las cifras demuestran que el Santander, al igual que el resto de entidades bancarias, no necesitan reducir personal sino todo lo contrario, si tenemos en cuenta que el sector es el que más horas extra no remuneradas genera en España, ya que, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en las entidades financieras españolas se realizan más de 13 millones de horas extra al año, de las cuales un 85% no son remuneradas y, por lo tanto, no tributan a Hacienda ni cotizan a la Seguridad Social. En todo el sector, esas horas de más que están obligados a hacer los empleados supondrían casi 8.000 empleos a tiempo completo.

Este fenómeno se ampliará con las reducciones de jornada puesto que el trabajo a realizar es el mismo, pero con menos gente para desempeñarlo, es decir, que el Santander reducirá dejará en la calle al 12% de sus trabajadores en una plantilla que ya estaba infra dimensionada por los anteriores ERE.

¿Cómo justifica esto el Santander cuando, según sus cuentas de 2018, obtuvo un beneficio de 1.458 millones de euros en España y 7.810 millones en el global del Grupo? Si por 170 millones de euros anuales, según las tablas salariales de convenio, necesita prescindir de un 12% de sus trabajadores y de un 25% de las sucursales, se demuestra la necesidad del banco cántabro de reducir costes al precio que sea. Si por «el chocolate del loro» es capaz realizar esta reestructuración de plantilla, ¿cómo estará el banco por dentro, sobre todo después de haberse hecho con el Banco Popular que le está generando unos beneficios de, según José Antonio Álvarez, de 1.000 millones anuales?

5 Comentarios

  1. El ERE se lo tienen que aplicar los empleados de SATANder a la dirección, empezando por la familia defraudadora de la lista Falciani.

    • A los directivos del popular y puestos de responsabilidad. Esos que cobran un dineral y lo único que hacían es pedir reportes de producción a la plantilla bajo coacciones y amenazas.

  2. Un ejemplo más de la «RIQUEZA» que genera la familia Botín y su Banco Santander para nuestro tejido socio-económico patrio!! Y ello, además de los PINGÜES BENEFICIOS E INGENTES PLUSVALÍAS que le genera el «ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO» y la «APROPIACIÓN INDEBIDA» de la «ESTAFA LEGALIZADA» de Banco Popular tras arruinar a miles de ahorradores honestos, pensionistas y trabajadores honrados como nuestro caso familiar, quiénes hemos sido completamente arruinados por Banco Santander!! Un ERE conjunto de más de 4.500 personas que Banco Popular, de habérsele permitido implementar su «Proyecto SUNRISE» y la venta de Activos No Estratégicos como TOTALBANK y WIZINK, no hubiese acometido generando mayor competitividad en el mercado bancario, y sobre todo, mayor productividad social y económica. ENHORABUENA Banco Santander y Botines´s!!

  3. Lo peor de estas situaciones, es que aprovecharán en el revuelo de un ERE, a fusilar a gente joven muy válida con amenazas más típicas de una organización terrorista que de un banco, a saber, amenazas, coacciones, acoso y llevar al límite de la salud a padres de familia que presionados, después de semanas de acoso y depresión acaban firmando su sentencia laboral.
    Que Dios reparta salud, que el dinero ya sabemos para donde va

    • Yo lo sufri durante 5 años pero conté con buenos compañeros que me apoyaron mucho y me llene de pruebas. Ahora está en el juzgado todas las pruebas como también la puesta en conocimiento de como me tuvieron trabajando en la oficina de representación en caracas Venezuela 1998 al 2001 sin darme de alta aquí por que al ser yo española no podían darme de alta en Venezuela al superar el porcentaje de empleados extranjeros que permitía la ley. Engaños y fraude a la seguridad social. Por otro lado también se denunciará la vulneracion a mi intimidad a través de escuchas ilicitas violando todo derecho a mi intimidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =