La diada del pasado miércoles transcurrió con normalidad, sin incidentes, hasta el momento en que terminó la convocatoria oficial. Fue en ese momento cuando se congregaron alrededor del Parlament una serie de personas con capuchas, caras tapadas, y otros con banderas esteladas en actitud desafiante y gritando hacia todo el que se les ponía por delante.

Rápidamente los medios de comunicación comenzaron a informar de los posibles altercados que se estaban comenzando a producir. Y allí, en directo, estaba José Yélamo, reportero que actualmente trabaja para el programa Más Vale Tarde, presentado por Mamen Mendizábal. 

En el momento en que la presentadora va a dar paso al reportero, justo al terminar una intervención previa de Marlaska (el colaborador que trabaja los asuntos relacionados con crímenes e investigación), podía verse ya en la pantalla, en la parte superior derecha, la conexión con Yélamos. Sin embargo, él parecía no ser consciente de que estaba saliendo su imagen en directo mientras la presentadora le daba la palabra.

Por eso, mientras Marlaska termina su intervención y Mamen Mendizábal se dispone a dar paso a la siguiente conexión, puede verse cómo Yélamos está preparado para entrar, rodeado de un grupo de jóvenes que se encuentran perfectamente tranquilos, en silencio, e incluso sin estar pendientes de la cámara.

Es cuando el reportero tiene conciencia de que van a entrar en directo, que se produce algo extraño: se gira y hace un gesto hacia los que están rodeándole en actitud perfectamente pacífica. El reportero avisa de que van a entrar en directo en el programa y automáticamente todos los allí presentes comienzan a chillar y abuchearle, incluso algunos en una actitud visiblemente exagerada y más bien forzada. Es cuando el reportero pone el foco sobre los gritos e insultos que se producen, sobre la gente que no le permite hacer su trabajo, guante que coje la presentadora para ahondar en la cuestión, mientras se podía ver perfectamente la actitud absolutamente jocosa de todos los que gritaban.

Es un detalle sutil pero puede verse perfectamente y por eso en las redes se ha hecho viral:

Pedidas explicaciones sobre el asunto, el reportero responde

El escándalo era tal que algunos decidieron pedir explicaciones de manera directa a la presentadora del programa, Mamen Mendizabal:

Y la respuesta no se hizo esperar. La presentadora compartió rápidamente la «explicación que había dado su reportero» en el siguiente tweet, y sin hacer comentario alguno:

La explicación de Yélamo incendió todavía más las redes

El periodismo se ha dividido y algunos han salido a defender al periodista, quienes consideran que ha hecho un trabajo impecable y que las acusaciones de manipulación son injustas.

Antonio Maestre, incluso, hace referencia a 2017

 

 

Entre las respuestas a sus comentarios, llama la atención la que puede verse desde la propia cuenta oficial de La Sexta, cadena en la que se emite el programa en cuestión:

 

El director del programa Más vale tarde, Rodrigo Blázquez ha manifestado que «al independentismo radical no hace falta incitarle», cuando ha salido en defensa de su reportero

Sin embargo, no todos los periodistas lo ven de la misma manera:

La reacción por parte de periodistas de reconocido prestigio no se ha hecho esperar.

El periodista de investigación Carlos Enrique Bayo se ha mostrado muy sorprendido

 

Periodistas como Manu Brabo, galardonado con un Pulitzer, también ha mostrado su indignación en las redes

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Este país es repugnante. Los robados de banco popular sabemos muy bien lo manipuladores que son los medios de desinformación. Excepto gloriosas excepciones, aquí todos están al servicio de la defraudadora de la lista Falciani y sus esbirros políticos. Gracias Diario16 y a su equipo de periodistas de verdad.

  2. Supongo que hay que demostrar nuestro rechazo a eso que aquí aún se llama periodismo y no es más que basura en todas sus formas. El modo es sencillo: no comprar, no escuchar, no ver esa basura. ¿Para qué?,¿ para que esos tipos falsarios y manipuladores a sueldo vivan como reyes?¿Para que nos tomen el pelo?Terminemos con la publicidad que les paga, no colaboremos. No seamos sus rehenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − dieciocho =