Por cinismo debe entenderse a la actitud de la persona que miente con descaro y defiende o practica de forma descarada, impúdica y deshonesta algo que merece general desaprobación. El término también hace referencia a la impudencia, la obscenidad descarada y lafalta de vergüenza a la hora de mentir o defender acciones que son condenables. No volverá a ocurrir, ha dicho. Según algunas fuentes la fortuna acumulada por el ex jefe de estado podría ascender a más de dos mil millones de euros. Todo un ejemplo de avara acumulación de capital.

En este marco conceptual, hemos estado presenciando un estado que aplicó esta práctica gracias a la permisiva complicidad de aquellos que ya no tienen excusas para justificar este cambalache llamado España. Tal vez por ello se hayan replicado comportamientos nada ejemplares en las altas esferas del poder en este país. Desde ese punto de vista sería trágicamente lógico que medrasen las redes de favores y corruptelas para abarcar todos los rincones institucionales del reino. El tratamiento del clan Puyol es un ejemplo. Aún temen que haga temblar el manzano.

Toda una vicepresidenta del gobierno, que se autocalificó como regenerador, responde a las conductas del ex jefe de estado como demostrativas de que el sistema fiscal funciona. Mientras lidera la defensa de la inviolabilidad y evita comisiones de investigación parlamentarias. Una demostración de cinismo que estos tiempos no admiten.

El comportamiento público debe ser ejemplar. Pero las prácticas que en otros tiempos eran travesuras, y que hoy se convierten en afrentas a la dignidad de las personas que crean la riqueza de este país todos los días de sus vidas, ya no resultan aceptables. No lo son, porque existiendo mecanismos de control de las conductas delictivas, se impide su aplicación. De hecho, este escándalo no fue procesado por esta justicia que padecemos. Tampoco por los departamentos de control, como hacienda, o las unidades de investigación de delitos financieros. No. Esto se ha destapado por la acción de una amante despechada y la intervención de instituciones judiciales europeas. Bochornoso para los patriotas de misa, toros e himno.

Están dejando a España como a una cueva de corruptos y traidores frente a los ojos del mundo. Un puñado de miserables, de cuyas actitudes poco edificantes tendríamos que hablar, han incumplido con sus responsabilidades, haciendo uso de vacunas de manera cínica o apropiándose de bienes que no les correspondían. Todo en consonancia con los poco edificantes ejemplos que nos han tocado.

Los cínicos han ido cambiando el sentido de sus conductas. Así, con el tiempo, el concepto de cinismo fue mutando y hoy se asocia a la tendencia de no creer la bondad y la sinceridad del ser humano. La actitud cínica se vincula al sarcasmo, la ironía y la burla con la que nos tratan, cada vez que nos roban, nos mienten o nos defraudan.

Las personas de este país están en su derecho de exigir que se los respete de una vez. En ese derecho estará el futuro de tus hijos.

No permitas que se salgan con la suya.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre