En este momento del año en el que nos encontramos, estamos obligados a hacer balance y dilucidar sobre cómo se comportará el mercado y, más importante si cabe,  al acercarse cada vez más la época estival.

Tras los último veranos en los que la renta variable sólo ha dejado contentos a los más bajistas del mercado, hemos podido ver como los dobles dígitos en positivo,  que llevaban muchos inversores de rentabilidad, se evaporaban  apenas dos meses de verano.

Es cierto que en este periodo desciende enormemente el volumen negociado y se incrementa bastante la volatilidad,  con lo que cada vez es más habitual que este comportamiento de masas se contagie,  y la mayoría de inversores opten por cerrar posiciones antes de que comience la temporada estival.

Durante este ejercicio hemos podido ver como desde hace unas semanas el comportamiento de la renta variable se esta estancando sobremanera, forzando unas correcciones bastante importantes que nos da la sensación de haberlas vivido anteriormente.

Daniel García, analista de XTB

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre