Los responsables de la implantación del Radar creen que los resultados sobrepasan las expectativas. Foto: Cabildo de la Gomera.

La secretaria de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, muestra unos resultados del programa piloto que demuestran que el Radar COVIDve más que vosotros, ya que recuerda contactos conocidos y no conocidos, es más rápido y menos intrusivo”. Y es que los que están en contra de este sistema deberían de saber que una llamada de teléfono para preguntar por los contactos que se han tenido puede resultar más incomoda  e indiscreta que la aplicación.

Compromiso de la ciudadanía

Se ha simulado una propagación de la pandemia sobre más de 3000 personas que se han descargado la aplicación de manera voluntaria. Pero para que el estudio funcione tiene que haber compromiso de utilizarlo adecuadamente por aquellas personas que se han descargado el radar. El proceso ha consistido en comunicar de manera aleatoria un falso resultado positivo y un código para comunicarlo. El 61% de las personas que se han descargado el sistema lo han utilizado correctamente. El asesor técnico del proyecto, Pablo Rodríguez, cuenta que “solo con el 20% de la población que utilice la aplicación se podría controlar en   un 30% los efectos de la pandemia”.

Seguridad garantizada

El Radar COVID consiste en una aplicación que tiene como objetivo identificar a los contactos que haya tenido una persona, a la que se le detecte la COVID-19, durante los últimos 14 días. Como contacto se considera estar más de 15 minutos y a menos de dos metros de distancia de alguien. Esta herramienta, creada por el Gobierno de España, es criticada por algunos como un posible mecanismo de control que atenta contra derechos fundamentales de la ciudadanía. Pero los responsables de su aplicación aseguran que garantiza la seguridad, privacidad y anonimato, ya que su sistema de rastreo no utiliza nombres, números de teléfono o direcciones de correo, sino códigos anónimos aleatorios. El objetivo final es comunicar de manera anónima los positivos de coronavirus y sus posibles contactos para frenar la propagación del virus.

Disponibilidad casi inmediata

La responsable del programa piloto destaca que “el interés de las comunidades en el proyecto ha sido masivo”. Pero las comunidades deberán desarrollar protocolos internos sobre su supervisión. La aplicación podría ser utilizada por las autonomías que se encuentren en crisis sanitaria a partir del 10 de agosto y se espera una implantación generalizada a nivel nacional en septiembre. Artigas ha señalado también que a partir del 15 de agosto estará disponible una versión en inglés que podría dar más seguridad a la hora de recibir personas que vienen a hacer turismo a nuestro país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre