Foto: Agustín Millán

El pueblo es un ente que posee mucho poder, mucho más del que puede creerse que tiene. Un pueblo unido puede cambiar regímenes, modificar la estrategia de un gobierno e, incluso, hacerlo caer para provocar la convocatoria de unas nuevas elecciones cuando se vive en una democracia. También puede marcar el camino a seguir por un Ejecutivo y hacerle ver sus errores. Sobre todo cuando las cosas se hacen en paz. Ejemplos en la historia hay muchos, sobre todo en la reciente. No hace falta irse muy lejos ni en el espacio ni en el tiempo para ver la fuerza de un pueblo. En Portugal, en el año 1974, cayó el régimen de Salazar con la Revolución de los Claveles, un movimiento del Ejército que se hizo sin violencia ni altercados en las calles, un hecho que puso en guardia al gobierno franquista en España. No hizo falta una revolución violenta ni un pronunciamiento para que cayera el salazarismo.

Otro ejemplo lo tenemos en la huelga general de diciembre de 1988, todo un éxito de la clase trabajadora que hizo que el gobierno socialista retirara su plan de empleo juvenil y que estuvo a punto de provocar la dimisión del todopoderoso Felipe González. A partir de ese instante, el PSOE olvidó su conciencia de clase y se dejó abducir por las turbias aguas de la socialdemocracia liberal. En esa huelga general tampoco hubo ningún incidente violento.

En el día de ayer, cientos de miles de personas se manifestaron en Barcelona para protestar contra la sentencia del ‘procés’, una concentración de personas que se desarrolló en absoluta paz, sin ningún incidente, sin ninguna carga policial. Casi un 10% de la población de Cataluña estuvo ayer en Barcelona, es decir, un 20% del independentismo, y le mostró claramente el camino que debe seguir Quim Torra y que nada tiene que ver con la vía eslovena ni con los incidentes que llevan sufriendo las calles de Cataluña desde el pasado lunes.

Ese 20% del independentismo catalán ha dado una lección de civismo y ha mostrado cómo su reivindicación, que es democráticamente legítima, tiene que estar enmarcada dentro de los cauces de la paz, del diálogo y de la política.

Dejar la solución a un problema político al poder judicial fue un grave error. Sin embargo, es mucho más errático que desde la presidencia de la Generalitat se tense la cuerda o se fuerce un pulso contra el Estado basado en la imposición de hechos consumados.

Una parte mayoritaria del independentismo, del que representan las formaciones que históricamente han luchado por él, ya ha asumido que la única solución es la vuelta a los cauces de la política con «P» mayúscula, un ejercicio que no sólo tienen que realizar en el lado catalán, sino también en el Estado central. Sin embargo, esa parte del independentismo que ya no se siente representada por Quim Torra o por Carles Puigdemont, tiene claro que el unilateralismo, la imposición, es una vía fracasada, es decir, que lo que defiende el actual president de la Generalitat conduce al fracaso.

El pueblo catalán ha reclamado independencia y la libertad de los políticos presos o de los presos políticos, pero el movimiento cívico y pacífico es el que ha enseñado la senda que Torra debe seguir a partir de ahora.

Esa protesta pacífica es la que refuerza la legitimidad democrática del independentismo. Sin embargo, existe otro sector radical, una minoría violenta, está generando disturbios que lo que hacen es provocar la reacción de las fuerzas de seguridad del Estado, que, al fin y al cabo, son las que tienen las herramientas de la represión. ¿Han actuado los antidisturbios en la manifestación pacífica? No. ¿Hay cargas cuando se levantan barricadas o se incendian las calles de Barcelona? Evidentemente, sí y esa respuesta está plenamente justificada.

¿Acaso piensa Torra que con esas guerrillas callejeras va a conseguir hacer caer al Estado o que va a lograr la independencia? Así no va a lograr nada. El hecho de que tardara 48 horas en condenar la violencia es un factor que cualquiera podría considerar como un elemento de connivencia con los violentos, mucho más cuando en el sumario de la Operación Judas hay documentación multimedia en la que se puede escuchar a Quim Torra estar a favor de los CDR, tal y como ha publicado la Cadena SER.

Paz, política y diálogo. Eso es lo que ha reclamado hoy el pueblo catalán. Condena a las condenas, evidentemente, pero el independentismo ya tiene claro que no se puede imponer la República catalana a la mitad de la ciudadanía, tal y como bien afirmó Joan Tardá. Y Quim Torra debería tomar nota.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

10 Comentarios

  1. Una cosa es querer, y otra poder. El camino de la violencia, lo abrio el pp con su «a por ellos», y la violencia, una vez activada, funciona como una conducta compulsiva que se retroalimenta. El independentismo puede no querer la violencia, pero el pp y su fiel escudero el psoe si la quiere. Por eso, han propiciado una sentencia a sabiendas de que necesariamente generaria violencia, porque un juicio en el que el estado es juez y parte, carece de las mas infimas garantias de imparcialidad. La suerte, esta echada…por el pp

  2. Como se ha hecho con las más de 305.000 familias estafadas en el ROBO BANCO POPULAR. Estamos en una DICTADURA EN LA SOMBRA.Los autores de la TRAMA FINANCIERA COMO TIENEN DOMINADOS TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NO SE ESPERABAN QUE DIARIO 16 SACARÁ TODO EL ARSENAL DE DOCUMENTOS QUE HA IDO PUBLICANDO. HA DEJADO A ESPAÑA A LA ALTURA DE UN PAIS BANANERO. ESTAMOS HABLANDO POSIBLEMENTE DE MÁS DE 1,5 MILLONES ESPAÑOLES AFECTADOS. ¿QUÉ SENTIDO TIENE LA UNIDAD DE ESPAÑA EN UNA DICTADURA??? AHORA ES DIARIO 16 Y LOS ESTAFADOS LOS QUE LE MOSTRAMOS EL CAMINO. Nadie habla de elecciones es hacer el payaso, los políticos son MARIONETAS DE ESTA DICTADURA.

    • Efectivamente, los robados del caso banco popular tenemos muy claro que este es un estado fallido en lo que a la clase política y a la justicia se refiere, sabemos muy bien que la ley no es igual para la defraudadora de la lista Falciani, papá emilio botín y sus doctrinas judiciales, cesiones de crédito, finca de mijas, infantas, doctrina botín 2, rectificación del supremo de la sentencia de los gastos hipotecarios, etc… Sabemos que esto es un país bananero envuelto en un aspecto democrático para robar a los llanitos a manos llenas y enchufar a todos sus cuñados con sus tráficos de influencias y puertas giratorias. Una cosa es que sepamos eso y que nos importe ya bien poco e incluso comprendamos que muchos catalanes, vascos, gallegos, etc…se quieran ir de este país sin justicia, y otra cosa es que nos guste la violencia que se está desatando en Cataluña empujada por políticos totalmente corruptos, lo cual les viene de perlas a todos para tapar sus corrupciones, ya nadie habla de lo robado por pujol, la defraudadora de la lista Falciani, las comisiones del emérito, los pellizcos del sucesor de pujol, etc… Utilizan a los tontos del pueblo y estos caen en armarles su tapadera una y otra vez, mientras la gente de biena y clase trabajadora atrapada en medio de la chusma política dirigente y de los analfabetos exaltados por los primeros.

  3. Usted pensará lo que quiera, pero el President Torra estaba caminando con los manifestantes pacíficos. No estaba quemando containers. Su escrito parece más bien un discurso político de campaña electoral que un artículo periodístico, con todos los respetos.
    Saludos.

    • Además, muchos hemos visto que los encapuchados infiltrados, los que queman containers, coches, etc (los malos) salen del interior de las furgonetas de la Policía Nacional. Si quiere usted verlo solo tiene que decírmelo y se lo envío.

    • Los que calientan la calle son cobardes que no van donde se puedan quemar, ningún dirigente de la violencia se acercará para recibir golpes de la policía.

  4. Un error que veo en el artículo es lo de que «se buscó una solución judicial para un problema político».
    En España, aunque haya gente que no quiera creerlo, los poderes están separados. La Justicia actuó cuando tuvo que hacerlo. No es una solución, porque no lo es, ni para solventar el problema catalán, ni porque sea una solución misma impuesta por el Gobierno, como una medida más. Fue un delito que vio la Justicia y que actuó en consecuencia.

  5. El president Torra estaba caminando con los los pacíficos pero justificando y alentando a los que utilizan la violencia como estrategia para sembrar el caos. Eso define a Torra como un cobarde, si no quiere esa violencia y caos, que haga un esfuerzo sincero para que cese esa manera de actuar. Si lo que quiere es precisamente esa violencia, que tenga lo que hay que tener para ponerse él delante de todos esos chavales a los que empuja, que se ponga al frente y empuñe la espada o que no empuje o justifique que chavales que luego se van a comer ellos las condenas lo hagan. Un gran artículo, pienso igual, de manera pacífica y resistente a donde sea, quemándolo todo y causando males y grandes gastos a sus vecinos lo único que hacen es perder apoyos y deslegitimarse.

  6. Durante 10 años ha habido manifestaciones pacíficas de varios millones de catalanes y nadie ha hecho puto caso, como mucho han dicho uhii que educados estos catalanes que ni un papel en el suelo después de estas manifestaciones multitudinarias. Pero han sido los propios partidos españoles, empezando por el PP, seguido por P(SO)E y con un histérico Rivera de Cs el que ha puesto la pira, encendida con la detención de los lideres políticos y sociales para descabezar el independentismo, según palabras de la propia SSS, y el juicio farsa y sentencia lo único que ha hecho es tirar la gasolina a la pira encendida para quemarlo todo. Y esto es lo que hemos hecho los catalanes, manifestarnos pacíficamente pero con los ánimos exaltados. Solo ha bastado la funesta intervención de policia nacional y mossos d’esquadra dirigidos desde Madrid o a su puta bola, junto con todos los infiltrados de la misma policia y de la guardia civil, que curiosamente no se ha visto ninguno de los 700 que han enviado a Catalunya, deben de haberse olvidado el uniforme en casa y van en ropa de calle, para que saltara la chispa y encenderlo todo. Quizás este manipulado por fuerzas ocultas y no seria de estrañas que se encontrara algun vinculo con el CNI, como con el atentado en las Ramblas, pero quizás les salga tan mal como en ese caso, el mundo ya está mirando Catalunya y los titulares de la prensa extranjera dicen que por fin los catalanes se han alzado ante la injusticia de España. Y, por alguna parte, ya empiezan a presionar al gobierno español. No olvidemos la fuerza de los catalanes cuando se alzan, solo recordar que España tiene las 8 horas de trabajo diarias gracias a la huelga salvaje de los barceloneses contra La Canadiense ahora hace 100 años. Quizás sea buena ocasión para celebrarlo con una declaración de independencia!!!

  7. No estoy de acuerdo con usted, muchos independentistas seguimos con el President Puigdemont i así seguiremos a su lado. Por el contrario nos sentimos decepcionados con ERC ya seamos de la Cup o de JXC sinó mire el vídeo dónde Rufian fué increpado ayer en una manifestación.ERC ya no nos representa i el señor Torrent aún menors.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 4 =