Al PSOE le queda poco tiempo para convencer a Podemos de formar un pacto de Gobierno para evitar ir a eleciones. Ahora toca recuperar el terreno perdido durante el discurso de investidura del Presidente en funciones, Pedro Sánchez, cuando apenas dedicó un minuto a Podemos mientras seguía pidiendo la abstención o el apoyo al PP y Ciudadanos.

Tras el fracaso en la primera vuelta de la investidura de Sánchez, el partido del Gobierno necesita con urgencia el apoyo de la coalición morada.

Así, el PSOE mueve ficha y solicita la reunión a Unidas Podemos después de más de tres horas de reunión de Pedro Sánchez con su núcleo duro.

Sánchez ha encomendado a su equipo que llamen a Podemos y la vicepresidenta Carmen Calvo ya ha contactado por teléfono con Echenique para hablar de esa nueva oferta de la que aún no dan detalles.

Fuentes socialistas dicen que han ofrecido a Podemos más cosas de las publicadas y que confían en que haya racionalidad para llegar a un acuerdo. Desde Podemos reclamaban este gesto de los socialistas y ya han quedado en verse “lo antes posible”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre