El PSOE quedó ayer descolocado, y no sólo en Murcia, con la operación liderada desde Génova por García Egea, para comprar a los tres tránsfugas de Ciudadanos y no perder el PP el gobierno de esa comunidad autónoma. Pero la peor parte se la lleva Ciudadanos, que quedó hundido ante una operación en la que ya existe una sensación generalizada dentro de la formación del «sálvese quien pueda».

Si la noticia de que la operación política del PSOE y Ciudadanos se iba al garete pillaba por sorpresa a la ministra portavoz, María Jesús Montero, que se encontraba en plena rueda de prensa tras el Consejo de Ministros Extraordinario, más descoloraba quedaba la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que, en un primer momento, hasta negaba esta opción.

La 24 horas que van desde el miércoles , cuando se confirma la moción de censura, hasta ayer a mediodía cuando el PP lanza la bomba y anuncia que Murcia seguirá siendo popular, gracias a tres tránsfugas de Ciudadanos, fueron muy intensos para el murciano García Egea que, como secretario general de Génova, no podía consentir quedarse en su propia comunidad compuesto y si novia.

Madrid

La forma en que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, rompió sin previo aviso con Ciudadanos en la comunidad y convocó elecciones -que aún está por ver si se podrán celebrar o tiene que someterse a la moción de censura- tan sólo ha distanciado más a Arrimadas de Génova, lo que podría generar un acercamiento al PSOE en otras comunidades donde también ganaron los socialistas, como en Castilla y León con Luis Tudanca.

A partir de ahí, queda rota la relación entre el PP y Ciudadanos, ya muy difíciles desde el miércoles, y existe la sensación entre los cargos del partido naranja que es el momento de elegir su camino de futuro, bien junto al PP y bien con el PSOE. Tampoco se descarta que alguno acabe en Vox, especialmente entre los más cercanos al anterior presidente del partido, Albert Rivera.

El acuerdo de Ciudadanos con el PSOE en esa comunidad pasaba por hacer a su actual coordinadora del partido y portavoz del EjecutivoAna Martínez Vidal, presidenta de la Región. Pero con el ‘tamayazo’ gestionado de nuevo por el PP, finalmente no ocurrirá. este movimiento no se producirá.

El Tamayazo fue el término con el que se denominó la decisión política de dos diputados de la Asamblea de Madrid de dar su voto a Esperanza Aguirre para hacerla presidenta. Se trataba de E los diputados tránsfugas  Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que impidieran que Rafael Simancas fuese elegido presidente de la región. 

Ciudadanos era consciente de que la vicepresidenta del partido en Murcia, Isabel Franco, había mostrado sus reticencias a este acuerdo y que podría tratar de maniobrar en su contra, pero no pensó que fuera capaz de arrastrar a otros dos compañeros que ahora también será consejeros en el nuevo Gobierno de Fernando López Miras.

Castilla y León

El PSOE de Castilla y León, por su parte, busca su oportunidad de desbancar al PP con el vicepresidente Francisco Igea, que aunque sea de Ciudadanos, nadie duda de que si no consigue liderar el partido a nivel nacional, acabará por engrosar las listas de los populares de Mañueco, aunque fuese como independiente.

Así, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañuecoarrimadas, aseguraba ayer que está pendiente de una reunión con Inés Arrimadas la próxima semana. En este contexto con la política del revés en nuestro país desde el miércoles, es ahora el PSOE de esa comunidad quien pide el encuentro con la presidenta de la formación naranja.

En este sentido, la secretaria de Organización del PSOE autonómico, Ana Sánchez, reconocía ayer en rueda de prensa que los socialistas han cursado esta petición formal a Cs aprovechando que la líder de esta formación tiene previsto reunirse el lunes con el presidente de la Junta de Castilla y LeónAlfonso Fernández Mañueco, y con miembros de su partido.

“Queremos comprobar de primera mano cómo de engañada está Arrimadas”, expresó la socialista, quien ha expresado su convencimiento de que miembros de su partido y del PP están “mintiendo” sobre la situación de Castilla y León a la líder de Cs, de manera que el PSCYL quiere que Arrimadas “escuche de primera mano la verdad”.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Y, digo yo: nos sirven los políticos o se sirven de nosotros. Evidentemente, des la defenestración de la legalidad republicana, asesinada por el genocida, esto es lo que nos dejó.

  2. El C’s, partido creado por la banca para contrarrestar a Podemos cumplió su función: frenar o ascenso político del partido fundado por Pablo Iglesias y otros políticos progresistas. Ahora, todos los miembros dirigentes del C’s cobran o están cobrando con puestos en grandes empresas o gabinetes jurídicos de presión política. Roma siempre dio carnaza a sus perros de presa.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre