La Ejecutiva Regional del PSOE-M ha decidido en su reunión de este martes, 8 de octubre, llevar a la Ejecutiva Federal del PSOE la petición de una suspensión cautelar de militancia de Noelia Posse.

La Ejecutiva Federal es el único órgano competente para resolver estas cuestiones. Por su parte, Posse ha enviado una carta a la Ejecutiva Regional en la que pide disculpas por el posible daño ocasionado y en la que también solicita la suspensión cautelar de militancia para poder defenderse y no dañar más al partido.

De momento son cuatro las personas que la alcaldesa de Móstoles contrató a dedo y tienen que dejar el cargo. Primero fue el contrato de su hermana, Laura Posse, a la que se vio obligada a cesar del cargo de confianza y coordinadora de redes sociales en el Ayuntamiento mostoleño, con un sueldo de 52.000 euros al año.

Igualmente, fue noticia el ascenso de su tío –que hasta junio era funcionario del área de Cultura– como director técnico administrativo de Deportes, con un complemento salarial de 1.607 euros al mes.

El tercero fue la dimisión de Luis Vázquez, gerente de la empresa del suelo de Móstoles, nombrado a dedo por la propia Posse y que tiene un pasado oscuro en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

La dimisión de la coordinadora de Urbanismo, Carmen Rosas Camacho, que fue nombrada en septiembre como cargo de confianza de la alcaldesa y que no reunía las condiciones para el cargo, parece que es la gota que colma el vaso. Aunque la Alcaldesa resiste y no dimite, su partido entra ya de lleno a buscar una solución.

Además, sus socios de Gobierno, Más Madrid, le han retirado el apoyo y la regidora se encuentra ahora misma en minoría. La ruptura de los dos ediles de la formación de Errejón se producía tras reiteradas solicitudes de dimisión de la alcaldesa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 2 =