La comisión del Congreso sobre la operación Kitchen se reúne este jueves para votar las peticiones de documentación y comparecencias registradas por los grupos. Una jornada en el que el Partido Popular va a aprovechar para tapar las cloacas de la corrupción de Ministerio del Interior, aprovechando las apariciones de ministros del Gobierno de Coalición, cuando era su titular Jorge Fernández Díaz.

Por el contrario, el PSOE espera sacar adelante sus propuestas, que no incluyen llamar al excomisario José Manuel Villarejo, aprovechándose de los vetos cruzados entre las demás formaciones, incluida Unidas Podemos. 

Según impusieron el PSOE y Unidas Podemos gracias a su mayoría en la mesa de la comisión, las peticiones no se votarán una a una, como se ha hecho en órganos de investigación anteriores, sino que se votarán en bloque las registradas por cada formación. 

Parece imposible que toda la oposición se una, para apoyar las propuestas de Unidas Podemos, que sí incluyen a Villarejo, porque en esa lista figuran también por ejemplo Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal o Soraya Sáenz de Santamaría, que encontrarán el rechazo frontal del PP, o el del ex director del CNI, Félix Sanz Roldán, cuya presencia abriría la puerta a preguntar por el rey emérito por las conversaciones del excomisario con Corinna Larsen.

Y el Grupo Popular, por su parte, también quiere ver a Villarejo, pero en el mismo paquete incluye a Pablo Iglesias, lo que Unidas Podemos no aceptará, o a los ministros Margarita Robles y Fernando Grande Marlaska, que el PSOE considera fuera de lugar en la comisión. 

Por ello, lo previsible es que al final se aprueben las 29 solicitudes registradas por los socialistas, aunque salgan adelante únicamente con sus 120 votos.

Unidas Podemos pide la comparecencia de Villarejo

El grupo parlamentario de Unidas Podemos ha rectificado frente a las críticas generalizadas a su veto a que compareciera el comisario José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, para que declare ante la comisión de investigación sobre la «Operación Kitchen».

Ahora Villarejo ocupa el número 30, de las 33 personas que el partido morado considera que deben comparecer para ser interrogados.

“Me da tan poca credibilidad que me parece que metodológicamente no sería urgente convocarle en primer lugar. Tiene capacidad de inventiva, de imaginación y de tergiversar la realidad. Mientras menos intoxicación haya en las comparecencias, mejor”, declaró Enrique Santiago, vicepresidente primero de la mesa de dicha Comisión, a Público, el 22 de enero pasado.

Podemos, y  PSOE quieren escuchar a Mariano Rajoy, al extesorero Bárcenas, a su esposa, Rosalía Iglesias, y los otros mandos de Interior, pero también a su exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría —como ha solicitado Vox—, y al general y exdirector del CNI Félix Sanz Roldán.

La formación de Iglesias ha incluido hasta al director de OK Diario, Eduardo Inda, una propuesta que no respalda el PSOE, que no quiere incluir tampoco a otros representantes de medios de comunicación que han investigado sobre esa operación.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre