Imagen de un intento frustrado del Gobierno por entenderse con Ayuso y su equipo para salvar Madrid en plena pandemia.

Es más que probable que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tome a partir de hoy lunes medidas para evitar que se siga propagando el coronavirus en Madrid ante la pasividad de la Comunidad Autónoma. Justamente lo que pretenden Isabel Díaz-Ayuso y su equipo para evitar el desgaste político que va a conllevar intervenir Madrid en la crisis económica.

La propia vicepresidenta del Congreso, Ana Pastor, declaraba que “la gestión de la pandemia le corresponde al Gobierno” en una entrevista el viernes en RNE.

Ayuso es consciente de que ni sus votantes tienen una buena opinión de ella. Por ello, no está dispuesta a asumir la responsabilidad de hundir al sector comercial y hostelero, además del hotelero, con medidas duras de confinamiento en toda la comunidad. Entiende que para eso está el Gobierno de la nación.

Entiende, eso sí, justo lo contrario que en pleno confinamiento cuando reclamaba a voz en grito las competencias para gestionar la crisis.

Pero la crisis del Covid-19 ha superado a la comunidad, donde las dimisiones de las autoridades sanitarias y expertos están a la orden del día.

El último caso ha sido el del profesor y epidemiológo Bouza, 48 horas después de asumir la portavocía del grupo de expertos que iba a trabajar de forma conjunta entre los Gobiernos de Sánchez y Ayuso para paliar la crisis sanitaria de Madrid que es noticia en el mundo entero.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre