Un estudio científico entre la Universidad Complutense y la de Oviedo sirve a Pablo Casado, al PP, y a la extrema derecha, para culpar de la expansión del virus en España a las manifestaciones del 8-M y, de paso, responsabilizar a Pedro Sánchez y su Gobierno de más del 60% de las muertes por coronavirus. Sin embargo, el día 5 de marzo, la Comunidad de Madrid, a través de un circular de la Dirección General de Salud Pública a la comunidad educativa, especificaba textualmente que: “Sabemos que las personas infectadas que no han desarrollado sintomatología relacionada por la infección NO transmiten la enfermedad”.

Es falso, por tanto, el tuit de Pablo Casado donde asegura que las Comunidades del PP pidieron al Gobierno el confinamiento una semana antes, puesto que la de Madrid, al menos, el día 5 tan sólo recomendaba al profesora y alumnado medidas como el lavado de manos y         cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar con pañuelos desechables .

Otra prueba de que el PP no vio riesgo alguno en las manifestaciones del 8-M es que una importante representación popular participó en esas concentraciones del Día Internacional de la Mujer en Madrid y en el resto de ciudades y pueblos de España.

De hecho, fue la vicesecretaria de política social del PP, Cuca Gamarra, quien lideró la movilización de las mujeres de su partido ese día en la capital de España.

Investigación

Efectivamente, una investigación de la Universidad de Oviedo y de la Autónoma de Madrid, concluye que el confinamiento ha reducido un 80% los contagios potenciales, pero también estiman que si esta medida, la del asilamiento, se hubiera adoptado una semana antes, es decir el 4 de marzo, ahora estaríamos contabilizando la mitad de casos positivos de los que se tienen en la actualidad.

Una conclusión la de la investigación científica que sólo ha podido llegarse a posteriori. Es decir, cuando se ha conocido el potencial y capacidad del virus para extenderse, algo que no pudo prever ni la Organización Mundial de la Salud, que no declaró la pandemia hasta el día 11 de marzo.

En cualquier caso, ese informe de las universidades de Oviedo y Autónoma hacen alusión a los beneficios, sabiendo lo que ahora se sabe, para la contención del virus si se hubiera declarado el estado de alarma el día 4 de marzo. Un día después de esa fecha, la comunidad de Madrid todavía notificaba oficialmente a la comunidad educativa que el virus no se expandiría entre personas infectadas sin síntomas.

La manipulación de datos de Pablo Casado, en particular, y el PP, en general, demuestran que tampoco los populares fueron capaces de prever a tiempo lo que iba a ocurrir.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorFacebook revienta la estrategia de propagación de bulos de Vox
Artículo siguienteUSA y España, dos pandemias políticamente paralelas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre