El gurú económico del PP y asesor personal de Pablo Casado, Daniel Lacalle, tiene claro que “»El debate no es cuánto se revalorizan, sino cuánto se recortan”.

Daniel Lacalle, número cuatro del PP por Madrid en las próximas elecciones y gurú económico y asesor personal del candidato Pablo Casado, opina que el peso actual de las pensiones en las cuentas del Estado es insostenible y que la opción de revalorización según el IPC propuesta por Sánchez no es posible.

«El debate no es cuánto se revalorizan, sino cuánto se recortan. Un 20%, un 30% o un 40%. Todos los países que han ido por el camino impositivo han aumentado la edad de jubilación y reducido el porcentaje de reemplazo», asegura en una entrevista con ‘El Economista’. 

La mano derecha en materia económica del candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, dibuja en la entrevista la radiografía de la situación económica española, que considera «dopada por el gasto público» y el recetario que según su punto de vista es necesario para reactivar la actividad empresarial. Según Lacalle, la apuesta del Gobierno de Pedro Sánchez de poner fin a los recortes del Estado del bienestar e incentivar el gasto público lleva a una crisis, frente a la receta de los populares de bajar impuestos, ejercer la eficiencia sobre el gasto público y atraer inversiones empresariales.

La vía para mantener los servicios sociales y recortar gastos es según Lacalle, «reducir burocracia» y el camino a seguir es la «unidad de mercado», en una clara alusión a reducir las competencias de las comunidades autónomas. Paralelamente defiende el incremento de la recaudación fiscal mediante al alza de las empresas cotizantes (menos economía sumergida) y fomentar las contrataciones con menores impuestos al trabajo.

 

La izquierda

Mientras la izquierda defiende elevar los impuestos a las rentas altas y a las grandes empresas, la receta de Lacalle para reactivar la economía pasa por bajadas de impuestos: «Si tu bajas los impuestos, eso no tiene un coste, eso tiene un beneficio», ya que al final «la bajada de impuestos se compensa con el aumento del consumo, y por tanto, con el aumento de la recaudación, lo que también se traduce en mayor empleo».

El economista aconseja que la bajada de impuestos se haga de manera rápida, en un máximo de 100 días tras acceder al Gobierno.

Sobre el salario mínimo, Lacalle se muestra crítico con la subida decretada por el Gobierno, que tilda de «monstruosa» y de «aumento de impuestos encubierto para las empresas» y opina que son los agentes sociales en último término los que deben negociar su cuantía.

Compartir
Artículo anteriorNunca Perseguí La Gloria Ni Dejar En La Memoria
Artículo siguienteEl abogado de Saracho y del FROB, un habitual de la Funglode de Leonel Fernández
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

4 Comentarios

  1. Este elemento es un peligro para todos. No piensa antes de hablar, no importa tener muchas luces para saber que si se quisiese ahorrar bastaría con eliminar todos los chupópteros del gobierno de turno y actos suntuosos y que podrían celebrarse tal cual lo hacen la mayoría de empresas de capital privado sin dispendios innecesarios (suites de hotel de lujo, comidas en restaurantes punteros en precio, viajes de avión en primera clase, etc.), con lo que el ahorro para el Estado sería muy importante y seguramente no importaría rebajar pensiones ni ajustar el salario mínimo. Las soluciones de este personaje las sabe tomar el más tonto. Hay elementos que con su ineptitud y palabrería barriobajera parece que saben lo que dicen y calladitos estarían mucho mejor, todo esto solo pido que se pueda reflexionar. Hay gente preparadisimo pero sin la cara dura de todos estos personajillos.

  2. Completamente de acuerdo, menos coches oficiales, menos pagas vitalicias con chofer y despacho, menos trabajar en la empresa privada y al mismo tiempo cobrar una millonaria pension, etc etc

  3. A ver si rectifican el titular ya que si leen la entrevista en El economista dijo lo contrario pero poniendo como ejemplo países en los que sí ha bajado esos porcentajes curiosamente gobernados por la izquierda, vaya manera de manipular!

  4. Si todos se bajaran el sueldo que es aberrante, las pagas vitalicias desaparecieran, que se devolviese todo el dinero robado en corrupción, que los bancos devolviesen lo «prestado»…. coches oficiales, viajes de vacaciones pagados del estado, creo que las pensiones sería el menor problema. Lo que quieren es seguir «regalando» Dinero a los bancos y empresas las «pensiones privadas» Que son una ESTAFA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 17 =