María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, ha afirmado que al PP «se le ve el plumero» porque no mantiene una «lucha decidida» por los derechos de las mujeres para conseguir el apoyo de Vox y, de este modo, «mantenerse en el poder».

Así lo ha afirmado ante la prensa antes de la presentación en Sevilla del libro Al amparo del feminismo, de Amparo Rubiales y Octavio Salazar. Además, ha subrayado que «no se puede producir ningún tipo de retroceso» en materia de igualdad, a pesar de que «es evidente que la llegada de Vox en los apoyos a los gobiernos autonómicos y también en su discurso habitual está haciendo que el PP no tenga una lucha decidida en esta materia. Todo lo contrario, se le ve el plumero», ha afirmado Montero.

Ejemplos de esta actitud antifeminista los ha dado el partido presidido por Pablo Casado en multitud de ocasiones como, por ejemplo, el pin parental o el hecho de debilitar la financiación a los lugares donde se atienden a víctimas de violencia, cuestiones «que entregan con facilidad solamente por mantenerse en el poder«, ha afirmado Montero que, además, ha añadido que, en Andalucía, donde gobiernan PP y Cs con el apoyo de Vox, es indudable que ha habido un retroceso en el feminismo.

Por ello, la ministra ha afirmado que «hay que estar muy alerta en lugares como en Andalucía» y en otras zonas donde gobierna la derecha porque «no podemos permitirnos dar un paso atrás y no avanzar. Si no avanzamos, desde luego, retrocedemos», ha apuntado.

Montero ha señalado a Amparo Rubiales como una referencia del conjunto de las mujeres «de la izquierda y del feminismo«, y ha recordado que fue la primera consejera de la Junta de Andalucía y pionera en reclamar las cuotas paritarias para dar visibilidad a las mujeres, para que salieran del nicho de oscuridad en el que estuvieron tanto tiempo.

Esta radicalización antifeminista del PP que señalaba María Jesús Montero se ha visto reflejada desde la victoria de Pablo Casado y su giro a la extrema derecha, no en vano él sigue calificando a Vox como un partido de centroderecha.

En el año 2017, Diario16 realizó una extensa entrevista con Marta González, dirigente del Partido Popular, donde afirmó que era fundamental dotar de medios económicos al Pacto de Estado contra la Violencia de Género que entonces se estaba debatiendo. Ese discurso ahora sería imposible en el PP de Pablo Casado, porque desagradaría a Vox e iría en contra del papel que Isabel Díaz Ayuso quiere plantear como el nuevo azote del feminismo para captar el voto de los defensores del mantenimiento del patriarcado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre