En la última sesión de control al Gobierno, el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, puso como ejemplo de la lucha contra el coronavirus a Felipe VI cuando, en realidad, el Jefe del Estado no ha hecho nada más que un discurso de 7 minutos en los casi dos meses del estado de alarma. En concreto, el político murciano agradeció al Rey, a Amancio Ortega, al Ejército y a las Fuerzas de Seguridad del Estado su lucha contra el virus. Monarcas, empresarios millonarios y poderes fácticos. La triple entente de la derecha conservadora.

Esto no es más que el resultado de la obsesión que tiene el PP de erosionar al gobierno legítimo de España con lo que sea, aunque se caiga en el absurdo, porque, para poner en valor al Jefe del Estado, García Egea se olvidó de los sanitarios, a los que de verdad están luchando en primera línea jugándose la vida y la salud.

Felipe de Borbón, además de su discurso de 7 minutos, en el que no dijo nada más que obviedades sin profundidad, ¿qué ha hecho para luchar al coronavirus? ¿Qué acciones tan fuera de lo normal ha podido ejecutar el Jefe del Estado para que Teodoro García Egea le antepusiera a los sanitarios? Veamos lo que ha hecho en los últimos días, una muestra de lo que realmente ha hecho el Jefe del Estado para luchar contra el coronavirus.

El 1 de mayo, a la hora en que se escribía este artículo, mantuvo una conversación con Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia y presidenta del Instituto España.

El 30 de abril, mantuvo una videoconferencia con el Pleno de la RAE. Por su parte, Letizia Ortiz habló telemáticamente con el Club de Fútbol Femenino Olympia Las Rozas.

El 29 de abril, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz mantuvieron una videoconferencia con Rafa Nadal, Pau Gasol y Fernando Alonso, embajadores honorarios de la Marca España. La Reina habló, por su parte, con representantes de la Federación de Distribuidores Cinematográficos.

El 28 de abril, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz mantuvieron una videoconferencia con el Museo del Prado, con la Plataforma de Voluntariado y la Reina con la Federación Española de Diabetes.

El 27 de abril, Felipe de Borbón mantuvo una conversación telefónica con José Carlos Gómez Villamandos, presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, y realizaron una visita a la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112.

En los últimos días, el Jefe del Estado ha mantenido conversaciones telefónicas con diferentes hospitales y con algunos ministros, además de realizar visitas con el servicio de seguridad de Casa Real y a la Guardia Real.

Esta actividad, ¿se puede comparar con lo que está haciendo el personal sanitario, los transportistas, los trabajadores y las trabajadoras de los supermercados, el personal de limpieza, los empleados y las empleadas de las residencias de ancianos o los farmacéuticos, por citar algunos de los que se olvidó García Egea? ¿Se puede comparar esta actividad absolutamente institucional con lo que está haciendo el Gobierno? Es evidente que no, porque lo institucional no se traduce en resultados, no sirve más que de acompañamiento, pero nada más.

El Jefe del Estado debería haberse remangado y pasarse el día realizando una actividad de intermediación para intentar que, por ejemplo, las negociaciones que el Gobierno está haciendo con otros países para la compra del material de protección que reclaman a diario los sanitarios de los que se olvidó García Egea o que tan necesario va a ser para el pueblo durante la desescalada.

Como ya publicamos en Diario16, la crisis del coronavirus está sirviendo para que la ciudadanía se dé cuenta de que la Monarquía es una institución absolutamente prescindible. No aporta nada más que su función de «relaciones públicas». Un Jefe de Estado tiene la obligación de ponerse al frente de las crisis que azoten al pueblo y, en el caso del coronavirus, España se encuentra en una situación en la que se conjugan lo social, lo político, lo económico y lo empresarial. Es decir, una crisis en toda regla y, sin embargo, Felipe de Borbón solo ha hablado durante 7 minutos y ha mantenido videoconferencias con representantes de diferentes sectores. Soluciones, ninguna. Entonces, ¿por qué Teodoro García Egea le puso como ejemplo de lucha contra el virus? Muy sencillo, para intentar trasladar a la ciudadanía que el Jefe del Estado sí está haciendo algo y evitar que el pueblo se dé cuenta de que los Borbones no aportan nada al país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre