Los de Génova cambian el discurso en función de su interés por desprestigiar al Gobierno. La última es reclamar la intervención del Gobierno tras los rebrotes, después de negarse al estado de alarma y acusar al Ejecutivo de Pedro Sánchez de limitar libertades.

En mayo de este año“ Pablo Casado, presidente del PP,  justificaba por qué su partido no tenía previsto apoyar el estado de alarma. A su juicio, “entrados en la etapa de transición hacia la ‘nueva normalidad’, este estado “ya no es compatible con la fase de desescalada”. Una vez el presidente del Gobierno “dice que se puede salir a tomar un vermú”, le parece poco comprensible que se siga pidiendo a los españoles medidas extraordinarias que van en contra de sus derechos y libertades, como es la libre circulación.

Rebrotes

Ante los nuevos rebrotes y la preocupación generalizada por la expansión del virus, Pablo Casado y su equipo piden justamente lo contrario. De hecho, este fin de semana, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, critica que el Gobierno está «sin plan y fuera de juego» ante los rebrotes.

Montesinos ha asegurado que el Ejecutivo está «desaparecido» pese a los rebrotes en distintos puntos del país. «¿Cómo es posible que no tenga un plan de respuesta claro y concreto?», se ha preguntado. Asimismo, ha criticado que Pedro Sánchez no haya convocado aún a los presidentes autonómicos, y pide una intervención del Gobierno que hace poco más de un mes se criticaba desde Génova.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre