lunes, 15agosto, 2022
30.7 C
Seville

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede para obstruir la investigación de la caja b

El excomisario Villarejo anotó en sus agendas: “68 cámaras, Villar Mir es identificado subiendo con maletines, borrado imágenes 6, 7ª planta y ascensor”

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede en la calle Génova de Madrid en medio de las investigación del caso Gürtel, según ha desvelado la Cadena SER. Siguen saliendo a la luz las anotaciones en las agendas del excomisario Villarejo: “68 cámaras, Villar Mir es identificado subiendo con maletines, borrado imágenes 6, 7ª planta y ascensor”.

El juez Pablo Ruz, quien instruía en aquel años la causa por la Gürtel, pidió visionar las imágenes. Fue entonces cuando la dirección del partido Popular le contestó que “tenía establecido como protocolo no conservar las grabaciones”.

El PP borró las cámaras de seguridad de su sede

El excomisario José Manuel Villarejo anotó el borrado de las imágenes de las cámaras de seguridad en sus agendas. Estas fueron incautas en varios registros por la policía. En estas notas se puede leer que “se borraron 68 cámaras”. En esas grabaciones vídeos aparecía el empresario “Juan Miguel Villar Mir con maletines”. 

El presidente del grupo Villar Mir está considerado uno de los principales donantes del partido en la caja b del PP.

Las anotaciones

“68 cámaras, Villar Mir es identificado subiendo con maletines, borrado imágenes 6, 7ª planta y ascensor”, anotó el excomisario, al que la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal había encomendado “borrar los rastros de la caja B”, según la investigación del caso Kitchen, sobre el espionaje al extesorero Luis Bárcenas, con el fin de destruir los datos que este atesoraba sobre la contabilidad paralela del PP.

El juez Ruz pidió a la dirección del PP, en un auto fechado en mayo de 2013, el registro de visitas a su sede central. La respuesta que llegó en junio fue que las imágenes se borraban cada 30 días por la Ley de Protección de Datos.

“La anotación de Villarejo sobre el borrado es del 3 de agosto”.

En la planta sexta a la que se refiere el excomisario se encontraba la gerencia y la tesorería del partido, donde el entonces gerente, Luis Bárcenas, y el tesorero, Álvaro Lapuerta. Estos recibían a los empresarios y donantes.

En la séptima planta estaba el despacho del líder del PP Mariano Rajoy.

Las agendas de Villarejo, donde registraba minuciosamente sus trabajos, recogieron que mantuvo varios contactos con María Dolores de Cospedal, en los que “la número dos le encomendaba encargos dirigidos a recuperar información sensible para la formación política”, en manos de Luis Bárcenas. En uno de esos apuntes, fechado el 6 de diciembre de 2012, puede leerse: “Cospe: Apoyo a tope en todo. Me envía a José L. Orti con 100 y promete 50 más el lunes. Quedo en informarla”. Las cifras referidas serían de 100.000 y 50.000 euros, respectivamente. José Luis Ortiz fue jefe de gabinete de Cospedal durante la etapa en que presidió Castilla-La Mancha, entre 2011 y 2015.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído