viernes, 18junio, 2021
19 C
Seville

“El poder se esconde en el secreto”: monarquía, república o feminismo

Patricia Martínez i Àlvarez
Feminista e Historiadora, docente universitaria y técnica de planes de formación y de proyectos de intervención para la transformación del mundo: para que el universal masculino deje de ser la medida. Como historiadora estudio la práctica política de mujeres que vivieron hace siglos, sobre todo en América Latina, y propongo que a las mujeres nos sobra historia y nos falta memoria: aquella que el patriarcado ha querido borrar. Desde hace unos años he colocado en uno de tantos espacios posibles de la administración pública mi práctica política. Soy de las que piensa que existe política femenina y política masculina.
- Publicidad -

análisis

Si quieren que suba la natalidad en España que den trabajo y salarios dignos

Dice el Instituto Nacional de Estadística que los españoles cada vez engendramos menos. La natalidad ha descendido un 30 por ciento en los últimos...

Ana Botín también cierra filas con el Gobierno: «España se va a salir del mapa»

La presidenta ejecutiva del Banco Santander, Ana Botín, asegura que en los próximos meses España "se va a salir del mapa" y que el...

Para desgracia de Casado, hay deshielo con Cataluña, la patronal apoya los indultos y Bruselas está con Sánchez

Todo son buenas noticias para el Gobierno de coalición. La campaña de vacunación contra el coronavirus avanza como un tiro, el histriónico montaje de...

El Repaso del 17 de junio: Manuel Dominguez presenta documentación inédita ante la Audiencia Nacional, los fondos europeos, el apoyo del Congreso a los...

Como cada día, en El Repaso, analizamos la actualidad en directo de la mano de nuestros lectores. Aquí puedes ver El Repaso completo y...
- Publicidad-

Desde que “Juan Carlos I” se fue nadie sabe a qué lugar, ni concretamente por qué, ni qué día exactamente, ni por cuanto tiempo, ha quedado reinaugurada la posibilidad de pensar en esto del estado, en esto de los jefes, de la monarquía, de la república y del poder.

Que “el poder se esconde en el secreto, que los pactos del poder no son accesibles” es una idea elaborada por la escritora y antropóloga feminista Rita Segato que ha quedado ampliamente escenificada en lo que estamos viviendo desde hace dos semanas en el estado español: el gobierno liderado por Pedro Sánchez, “Felipe VI”, y su familia guardan un secreto que envuelve, sostiene y sujeta el poder que todos ellos necesitan seguir ostentando.  

El misterio y el silencio, la voz baja y el secreto ˗lo sabemos muy bien quienes vivimos en sociedades influenciadas históricamente por la cultura católica˗ son poder: eso expresa, por ejemplo, el momento de la consagración en la liturgia, cuando el cura habla en voz baja a Dios y a veces incluso en latín, para poner en evidencia su poder exclusivo de hacer presente a Dios en la iglesia en aquel instante. Secreto, voz baja y palabras que nadie puede escuchar o entender para ostentar poder: como Pedro Sánchez en las ruedas de prensa cuando le preguntan por Juan Carlos y no responde o elude con palabras incomprensibles. Como Letizia en Mallorca cuando la periodista le pregunta que dónde está Juan Carlos y ella se gira a decir algo a su hija que nadie puede oír, sin responder a la periodista. 

Mientras se sostienen el silencio, el misterio, y se mantiene secretamente la seguridad “del exjefe de estado”, sin embargo, algunos ministros y miembros del PSOE han aprovechado para decir en distintos medios de comunicación durante estos días que “ellos son republicanos”.  Y sí, seguramente: puedo creer que sean republicanos. Porque también la república es una realidad política pensada en clave de poder, “y el poder se esconde en el secreto”, en el monopolio, en la apropiación y en la propiedad sobre aquello que debe ser, sobre cómo deben ser las cosas.  Por eso pienso que un desorden político como el que necesita el mundo, como el que necesita el estado español, no vendrá ni de la mano de más monarquía, ni de ninguna república, sino del feminismo: ¿o alguien conoce alguna república en el mundo que no sea patriarcal, que no sostenga la desigualdad primera sobre la que cuelgan todas las demás desigualdades? 

Vivimos un despropósito insultante: así como los reyes magos vienen de oriente, así el rey trajo la democracia, y así el rey hace magia y se va pero hay otro rey bueno que se queda. Insultante, sí, pero el giro no vendrá desmontando estos cuentos, ese secreto que sostiene a ese poder, ni creyendo que una república será la salvación si quienes la piensan desean ser silencio, hablar en voz baja, o decir en lenguas incomprensibles ejerciendo, también, poder.  

El giro será feminista: política no utópica, sino práctica, real, concreta, defensora de la vida y de la felicidad en el ahora. Sin secretos. Sin necesidad de poder.

El feminismo es el único “movimiento político, universal y solidario” (definición que tomo de Cristina Fallarás) que desde hace más de setenta años ˗como defiende Rita Segato cuando explica que no le gusta hablar de olas en el feminismo˗ ha sido capaz de transformar radicalmente la realidad bebiendo además de una historia larguísima de genealogías: no negándolas, no deshaciéndolas, no instaurando, no reformulando, no haciendo una nueva constitución, una nueva reforma o un nuevo ministerio.  

Si el giro será feminista, entonces, es necesario poner en el centro al movimiento, sus propuestas y sus prácticas políticas transformadoras. Y luego, si acaso, pensar en instituciones y en estructuras: si acaso. Y más luego, más tarde, si acaso, pensar en partidos políticos: tengo serias dudas de que sea necesario.

Los cuentos ˗de eso no tengo dudas˗ se terminarán. Y los secretos, y los silencios, y los misterios. Y el poder.

No será al revés.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. El feminismo es también la ideología que ha hecho «iguales» a Ana Botín y su sirvienta y que Ana Botín (por ser mujer) este «discriminada» por su portero. Que Ana Botin y su sirvienta puedan ir una juta a la otra en una manifestación feminista.

    En las manifestaciones nacionalistas de Cataluña directivos de los bancos y desahuciados por los bancos caminaban de la mano. Lo mismo sucede con el feminismo donde la condición de género eclipsa la condición de clase.

    «Las» ricas no pueden ser discriminadas por «los» pobres porque la condición de «clase», en nuestra sociedad, es mucho más importante que la de «género». La «seño-ra» discriminadas por sus criados es un espejismo; una falsedad.

  2. El error de raíz del feminismo es dar una identidad común a las mujeres sin tener en cuenta a la clase que pertenece, si es de los explotados o de los explotadores. Siempre hubo mujeres con el mayor poder político y social(reinas, emperatrices, etc… ), a la vez que a otras les era negado todo derecho a ser otra cosa que parideras. Así pues, al ocultar la identidad de clase lo único que se hace es mantener la discriminación y la explotación; todo lo demás son cuentos de hadas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Considero el indulto como una gran estafa

En primer lugar porque la palabra más exacta es la de Perdón, tal como dice Vicent Partal en un artículo a vilaweb.cat, pero si...

Por qué es recomendable tener un purificador de aire en el hogar

En el último lustro varios dispositivos tecnológicos han experimentado un gran auge. Los patinetes eléctricos son un claro ejemplo, así como los purificadores de...
- Publicidad -

lo + leído

Considero el indulto como una gran estafa

En primer lugar porque la palabra más exacta es la de Perdón, tal como dice Vicent Partal en un artículo a vilaweb.cat, pero si...

Por qué es recomendable tener un purificador de aire en el hogar

En el último lustro varios dispositivos tecnológicos han experimentado un gran auge. Los patinetes eléctricos son un claro ejemplo, así como los purificadores de...