La economía española cayó el 10,8 % en 2020 como consecuencia del impacto sobre la actividad de la pandemia de la covid-19, según el dato confirmado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que arroja una mesura de dos décimas respecto al descenso avanzado hace dos meses.

En esta caída, que rompe con seis años consecutivos de crecimientos, la demanda nacional (consumo e inversión) fue responsable de 8,8 de los 10,8 puntos de la contracción, mientras que la contribución negativa de la demanda externa (exportaciones e importaciones) fue de 2 puntos.

El INE ha revisado la evolución del cuarto trimestre, en el que finalmente el PIB se mantuvo sin cambios (frente al alza del 0,4 % avanzada previamente), lo que supone una moderación significativa respecto al crecimiento del 17,1 % del tercer trimestre.

Empleo

El número de horas efectivamente trabajadas aumenta un 1,0% respecto al tercer trimestre, 23,7 puntos menos que en el trimestre anterior. En términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas aumenta tres décimas, hasta el −6,1%.

La tasa de variación interanual de las horas trabajadas en las ramas industriales se sitúa en el −6,9%, lo que supone 2,0 puntos más que en el trimestre precedente.

En el caso de la Construcción, la variación interanual es del −4,6%, con un descenso de siete décimas respecto al trimestre anterior.

Las horas trabajadas en el sector Servicios aumentan dos décimas su variación interanual respecto al trimestre anterior, hasta el −6,3%.

Finalmente, las ramas primarias presentan una variación del −1,4%, con un descenso de una décima respecto al trimestre anterior.

En términos interanuales, la tasa de crecimiento de la renta nacional bruta es del −7,7%, tasa cuatro décimas inferior a la del tercer trimestre de 2020. La renta nacional disponible bruta varía un −8,2%, nueve décimas menos que en el trimestre anterior.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre