La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha mostrado su disposición a que las Fuerzas Armadas puedan participar, si así lo piden «las autoridades sanitarias», en el proceso de vacunación contra el coronavirus, aunque ha reconocido que a fecha de hoy aún no han recibido peticiones concretas más que transportar las primeras dosis a las islas Canarias y Baleares y a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. La UME, como fuerza de la acción del Estado español, mantiene una cooperación absoluta con las comunidades autónomas, cuyas capacidades complementa y equilibra. La Unidad Militar de Emergencias se encuentra a disposición de la autoridad que solicite una intervención, de acuerdo al protocolo de actuación establecido, conocedora de que una intervención coordinada redunda en el interés común. Además el Ejército dispone de unidades médicas y sanitarias que podrían colaborar en la vacunación ante el colapso de la Sanidad publica. Así, la Brigada de Sanidad destaca por sus equipos de evacuación sanitaria y cirugía avanzada hasta una serie de infraestructuras portátiles como el Escalón Médico Avanzado Terrestre, la Estación de Descontaminación de Bajas NBQ y el Hospital de Campaña, con capacidad de efectuar hasta 40 operaciones quirúrgicas al día. Unos equipamientos que han permitido actuar a sus efectivos en zonas de conflicto como Bosnia, Kosovo, Líbano, Irak o Afganistán.

Las Fuerzas Armadas constituyeron uno de los instrumentos al servicio del Estado utilizados en la situación de alarma con el objetivo principal de apoyo a la población en la lucha contra la pandemia del COVID-19, en estrecha colaboración con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, organismos institucionales y administraciones públicas. Por ello, las Fuerzas Amadas pusieron en marcha la Operación «Balmis» en la que participaron el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire y la UME dirigidos por el Mando de Operaciones (MOPS) del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) bajo el Mando de la ministra de Defensa.

La UME desplegó en esta emergencia sanitaria, provocada por el SARS-Cov-2, personal y medios de todas sus unidades para colaborar en su resolución y minimizar sus consecuencias. Su alta disponibilidad y especialización para actuar en emergencias biológicas favoreció su rápido despliegue tras decretarse el estado de alarma; de hecho, la UME cuenta con un Grupo especializado para actuar con seguridad en ambientes con gran carga vírica y realizar la descontaminación (desinfección) tanto de personas como de material. Esto le permitió asumir misiones como la desinfección de instalaciones críticas o especialmente vulnerables como aeropuertos, estaciones de tren principales y puertos, establecimientos penitenciarios, hospitales, centros de atención a personas con diferentes discapacidades o residencias de mayores, donde ha volcado uno de sus mayores esfuerzos y ha impulsado con diferentes Comunidades, un plan integral de actuación de asesoramiento a sus trabajadores en materia de sectorización (redistribución de espacios, establecimiento de zonas rojas, verdes y de tránsito) y reordenación de actividades para reducir los contagios, favorecer la eficacia de la desinfección y saber cómo actuar ante casos confirmados.

Además, la UME ha colaborado específicamente en la Comunidad de Madrid con el traslado de pacientes entre los diferentes hospitales de la Comunidad y el hospital de campaña de IFEMA o los hoteles medicalizados; esto permitió liberar las UCI de los hospitales para poder así atender en estos centros a los casos más graves. Además, la UME se hizo cargo de la organización y gestión de los tres depósitos intermedios de cadáveres que se instalaron en la Comunidad de Madrid así como del traslado desde los hospitales y custodia de los cuerpos hasta su entrega a los servicios funerarios.

La UME ha afrontado esta situación extraordinaria partiendo de su experiencia en más de 540 emergencias, muchas de ellas de grandes proporciones en las que es necesaria la coordinación de numerosos equipos de diferentes administraciones y gran flexibilidad para adaptarse a las particularidades de cada emergencia, como ha sido el caso. Actualmente, la UME está compartiendo la experiencia acumulada durante estos meses con servicios especializados (Bomberos, Protección Civil, agentes forestales, etc.) bien mediante charlas informativas en diferentes localidades o en la Escuela Nacional de Protección Civil con la que está colaborando en la organización y diseño de cursos sobre técnicas de seguridad y actuación para equipos de primera intervención en labores de desinfección de espacios y edificios.

Margarita Robles aseguró ayer que los médicos del Ejército y la UME están preparados para intervenir en la campaña de vacunación. Así lo ha dicho durante su visita a la Unidad de Verificación Epidemiológica del Cuartel General de la Armada en Madrid, en la que Robles ha querido agradecer a los militares que están ejerciendo labores de rastreo.

En su intervención, la ministra ha asegurado que las Fuerzas Armadas «están disponibles» para lo que pidan las autoridades sanitarias, después de la polémica suscitada en las últimas fechas a raíz del porcentaje de vacunación que han llevado a cabo algunas comunidades autónomas.

En este punto, ha señalado que las Fuerzas Armadas pueden ayudar logísticamente al transporte de vacunas y ha recalcado que el Ministerio de Defensa tiene «disponibilidad plena» para todo aquello que le pidan las autoridades sanitarias.

Eso sí, ha reconocido que en estos momentos ninguna comunidad autónoma ha pedido ayuda para este proceso de vacunación, al contrario de lo que hicieron cuando se pusieron a disposición de las autonomías los rastreadores militares.

«En el momento en el que se nos pida algo, veremos la disponibilidad que hay, las Fuerzas Armadas tienen la mejor disponibilidad y están dispuestos a todo aquello que puedan hacer», ha sentenciado Margarita Robles.

Con todo, Robles también ha explicado que el Ministerio de Defensa está trabajando en la preparación de las vacunas para el personal que va a ir a misiones internacionales.



Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre