El análisis realizado por la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos, UPTA, pone de manifiesto que, hasta el momento, las previsiones de crecimiento han resultado ser un fracaso. La facturación del pequeño comercio sigue por debajo del 60% en comparación con el 2019.

Ni las promociones de la época estival han logrado revitalizar las ventas en el pequeño comercio, que tan solo han conseguido aumentar la facturación un 12 % de media.

Bajo estas condiciones, es indudable, que miles de negocios no podrán superar la crisis y tendrán que cerrar sus puertas cuando liquiden sus stocks.

Es importante destacar que el 35% de los comerciantes de nuestro país tienen más de 53 años, lo que convierte a este colectivo en uno de los más frágiles.

La brecha digital, la mínima inversión en marketing digital y RRSS y la escasa inversión en herramientas tecnológicas, son sus grandes hándicaps.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, “necesitamos urgentemente un plan de choque, una estrategia para la digitalización de este sector, que necesita más que nunca reinventarse y adaptar tecnológicamente sus procesos de gestión interna y externa. Además, no sirve de nada seguir promoviendo ayudas a la digitalización si antes no somos capaces de formar en esta materia a la mayor parte del colectivo”.

Eduardo Abad, “desde UPTA instamos al Ministerio de Industria a que presente un plan de choque para el comercio minorista con el que hacer frente a la sangría que se producirá a partir del mes de septiembre. Necesitamos que se active un plan integral de trabajo que permita la supervivencia de miles de actividades económicas que están al borde de la desaparición, y esto no puede hacerse solo desde el Gobierno. Es necesario un gran pacto con las administraciones regionales, no se trata de soluciones milagrosas, lo que corresponde ahora, lo que realmente se necesita es una alianza común, poner al servicio del pequeño comercio soluciones globales y efectivas”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Claro que se hunde el pequeño comercio y lo peor todavia esta por ver,como no se va a hundir si muchos pequeños despues de pagar autonomos e impuestos apenas sacan para vivir, y luego viene el de la coleta y quiere dar pagas a gente que nunca hizo nada.Lo mejor es cerrar y poder coger la paga y que trabajen los demas.Pero ojo para poder coger la paga hay que hacerse perroflauta aunque sea de palabra.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre