El pataleo de las tres derechas ha marcado el acto de compromiso de la Constitución de sus señorías en este comienzo de legislatura. Así, ha resultado del todo imposible escuchar en directo por televisión, añadido a la nefasta emisión del propio Congreso, la fórmula utilizada por los presos del procés. Minutos después toda la prensa teníamos las palabras de Sánchez, Rull, Turrull y Junqueras: “como preso político y por imperativo legal”.

Losparlamentarios del partido de Carles Puigdemont han añadido la referencia al referéndum de 1-O

Malas formas de la derecha que ya dan idea de lo que nos espera en esta legislatura. Por su parte, Albert Rivera ha querido jugar a ser líder de la oposición, algo que ha quedado a medias debido a la firme intervención de la nueva presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Incluso los diputados de Esquerrra, Oriol Junqueras y Gabriel Rufián, han aplaudido a la nueva presidenta en su primera intervención tras el acto de compromiso de cada señoría. Por su parte, los representantes de JxCat se han levantado de forma respetuosa, pero no han participado del aplauso que sí le dedicaban también los socialistas, los diputados del PNV, de Unidas Podemos y hasta el propio presidente de Cantabria, Revilla.

Más discreto ha estado el líder del PP, Pablo Casado, cuya imagen apenas hemos visto en la emisión facilitada a las televisiones.

Los senadores y diputados de ERC y de JxCat han utilizado fórmulas parecidas a la hora de acatar la Constitución en el Congreso y en el Senado, pero lo han hecho en un ambiente bronco por parte de la derecha, sobre todo en el caso de la Cámara Baja.

La recién elegida presidenta Meritxell Batet sea visto obligada a intervenir para pedir silencio y respeto ante las protestas de las bancadas del PP, Cs y Vox, que han tratado de acallar los juramentos de los independentistas vascos y catalanes con protestas, abucheos y palmeos en los escaños.

Sin embargo, ni soberanistas, ni nacionalistas ni Unidas Podemos han impedido que se escuche a los diputados de Vox en su juramento “por España”.

Los republicanos han usado la frase en catalán: “por la libertad de los presos políticos, por el retorno de los exiliados, por la república catalana y por imperativo legal, sí, prometo”.

Por su parte, los diputados y senadores junteros han usado la expresión también en catalán “por imperativo legal, con lealtad al mandato del 1 de octubre y al pueblo de Catalunya, por la libertad de los presos y exiliados, sí, prometo”. De esta forma, la diferencia entre ambas se basa en el hecho de que los parlamentarios del partido de Carles Puigdemont han añadido la referencia al referéndum de 1-O. Pero no han sido las únicas fórmulas diferentes al habitual sí juro o sí prometo, que han usado los senadores.

Haciéndose notar

Vox se instaló en el hemiciclo tres horas antes de iniciarse la sesión para ocupar los escaños habituales del PSOE. Santiago Abascal se colaba así en todos los planos televisivos tras Pedro Sánchez, aunque el diputado del PSC José Zaragoza boicoteara la estrategia colocándose entre Abascal y Espinosa de los Monteros.

También los grupos independentistas buscaron mayor visibilidad de la habitual en el hemiciclo. JxCat se situó en los escaños que la pasada legislatura ocupaba la dirección del grupo de Ciudadanos, con Albert Rivera al frente, y ERC hizo lo propio en los escaños de Pablo Iglesias y Podemos.Rivera buscó su momento para erigirse en jefe de la oposición in pectore reprendiendo a Batet por permitir las fórmulas que hacían referencia a la existencia de “presos políticos”. “Se insulta al decoro de la Cámara” y “han pisoteado la dignidad” de España, dijo Rivera. El líder de Ciudadanos se situaba así como referente de la oposición frente al PSOE. Batet llevaba el argumentario preparado y citó la jurisprudencia del TC para rechazar la protesta de Ciudadanos.

Después, en su discurso inaugural, Batet se aferró al cumplimiento de la ley y a la Constitución como “pacto de convivencia” que a la Cámara le toca “fortalecer y ampliar”. “Ninguno de los partidos representa en exclusiva a España ni a ningún territorio”, “ninguno somos el pueblo”, señaló. La nueva presidenta de la Cámara se despidió en las cuatro lenguas cooficiales del Estado y dio por finalizada la sesión.

Compartir
Artículo anteriorYo, puedo
Artículo siguiente“Volt”, ¿la regeneración política de la Unión Europea?
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Diario16 siempre saliendo a favor de los independentistas. Y luego vais de izquierdas. El nacionalismo catalán es insolidario, supremacista y reaccionario, pero para vosotros es progresista. El comentario de Hernando sobre Romeva entra dentro de la libertad de expresión, porque habrá libertad para todos. Después de lo que dijo Torra de los españoles, esto es nimiedad. Yo también diría algo sobre vuestra colaboradora la señora Talegon, aunque prefiero callarme y dejar de leer su periódico.

  2. Totalmente de acuerdo con Maxi.
    Artículo viciado desde el encabezamiento, sectario y malintencionado. Hoy se ha producido el escándalo de que esos que se llaman «presos políticos» han jurado o prometido escaño en una españa tan libre que consiente que estos que desprecian nuestra democracia vivan a gusto y a costa de ella. Los que apoyaís con tanta progresía son racistas, fascistas, supremacistas que quieren imponer por la fuerza sus ideas a más de la mitad de la población que piensa de otra manera. Esta verguenza se apoya con «politiquillos» de podemos que son ninis descubriendo el barrio de salamanca y lo bien que se viven en chalét con piscina olímpica como su «lider máximo» y encima arengan a la masa explciando lo jodido que están trabajadores y pensionistas. Por no hablar del otrora PSOE, antes español, ahora vendido al mejor postor.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Maxi. Artículo viciado desde el encabezamiento. Es capcioso, parcial y describe los males de la izquierda en España. Apoyar a los indepes es apoyar el racismo y el fascismo supremacista. Se apoyan en podemos cuyos miembros ninis que de golpe se encuentran probando las mieles de la clase que detestan, viviendo en el barrio de salamanca y casoplón con piscina olímpica en Galapagar con chacha y servicio. Estos mismos se atreven a decirle al pueblo trabajador y a jòvenes parados lo jodida que está la clase trabajadora.
    Por cierto si no hay democracia en España y los españoles somos las bestias salvajes,¿Como es que los
    indepes viven tan bien a costa de nosotros los españoles y de nuestro sistema democrático?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =