Si en el día de ayer publicamos en exclusiva el pacto alcanzado por el pluri imputado Gabriel Amat en Roquetas de Mar por el que el Partido Popular cedía tres concejalías a Vox, hoy nos referiremos a la localidad de El Ejido, donde va a ocurrir algo parecido.

En la localidad almeriense el partido con más representación fue el PP, con 9 concejales, mientras que la segunda fuerza más votada fue Vox, con 7. Para lograr mayoría absoluta el actual alcalde, Francisco Góngora, hubiera necesitado sólo 4 escaños que podría haber cedido a su «aliado natural», es decir, Ciudadanos.

Sin embargo, Góngora ha decidido ceder esas concejalías a los ultras de Vox. En concreto, según confirman fuentes consultadas por Diario16, el partido de ultraderecha se hará con el control de las concejalías de Comercio, Tercera Edad, Régimen Interno y Cultura.

El caso de Roquetas de Mar y el de El Ejido tienen similitud porque, mientras Gabriel Amat tiene abiertas decenas de causas abiertas por presunta corrupción tanto en los juzgados roqueteros como en los de Almería capital, el alcalde ejidense está imputado por la comisión de presuntos delitos contra la Hacienda Pública. Además, la Fiscalía del Tribunal Supremo investiga Francisco Góngora por un presunto delito de blanqueo de capitales.

En la provincia de Almería se están viendo con perplejidad estos pactos entre Vox, que afirmaba que llegaba para «regenerar» a España, no tanto por el hecho de que el PP y el partido de extrema derecha alcancen esos acuerdos, algo que entraría dentro de lo normal después de la deriva ideológica que la formación conservadora ha seguido tras la llegada de Pablo Casado a la presidencia del mismo. Sin embargo, ¿hay regeneración en pactos con presuntos corruptos imputados por la Justicia? ¿Están informados Abascal y Ortega Smith de con quién están pactando en la provincia de Almería?

1 Comentario

  1. Me importa un pito VOX, pero no es extrema derecha, es simplemente derecha.los que son EXTREMA IZQUIERDA son los podemitas que quieren romper el pais y parecernos a Venezuela que a este paso ya nos queda poco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − doce =