El paro registrado en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se redujo en julio en 89.849 personas (-2,33%). Respecto al número medio de afiliados a la Seguridad Social, este se situó en 18.785.554 personas en julio, lo que representa un aumento de 161.217 cotizantes respecto a la media de junio (un 0,87% más). Es el tercer mes consecutivo en que el sistema suma ocupados después del impacto de la pandemia de la COVID-19.

La cifra de paro registrado en el mes de julio intensifica la tendencia a la baja que se inició en el mes de mayo, tras el incremento abrupto de los meses de marzo y abril como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Es la mayor caída del desempleo en un mes de julio desde 1997.

El total de desempleados registrados es de 3.773.034.

Paro por sectores

El paro registrado se reduce de manera notable en el sector servicios, el que más ha sufrido la hibernación de la economía, con 84.563 (-3,09%) personas inscritas menos; en industria, con 9.444 (-2,96%) parados menos, en la construcción con 6.556 (-2,15%) personas menos y en el colectivo sin empleo anterior con 394 (-0,13%) parados menos. Aumenta, únicamente, en la agricultura, con 11.108 (+ 5,86%) desempleados más, por la finalización de algunas campañas relevantes en el sector.

Paro por género

En el mes de julio, el paro baja entre las mujeres en 38.332 (-1,73%) personas y lo hace por primera vez desde el inicio de la pandemia. El total de mujeres desempleadas es de 2.177.586. El paro masculino acumula su tercer mes de caída y registra 51.517 (-3,13%) desempleados menos hasta un total de 1.595.448 inscritos.

El paro de 25 y más años se reduce en 68.055 (-1,93%) personas.

Paro registrado por comunidades autónomas

El paro registrado desciende en 14 de las 17 comunidades autónomas. Se incrementa el número de parados inscritos en las comunidades autónomas de Madrid, Murcia y La Rioja y en la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Aumenta la firma de contratos

En el mes de julio se han firmado 1.536.122 contratos, según los datos comunicados al SEPE. Es una cifra que refleja la vuelta a la actividad en la mayoría de los sectores. El número contratos firmados en julio duplica los que se firmaron en abril.

En los primeros siete meses de 2020 se ha alcanzado la cifra de 8.835.600 contratos firmados.

Sin embargo, en julio de 2020, sólo un 9,2% de todos los contratos firmados son indefinidos. Se han registrado 141.105 contratos de trabajo de carácter indefinido que se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 83.087 a tiempo completo y 58.018 a tiempo parcial. 

El resto de los contratos, hasta completar el total de 1.536.122 del mes de julio, son 8.985 de carácter formativo y 1.386.032 otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo destacan: Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 28,53% del total de todos los contratos y de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) con el 26,02%. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 30,74%.

Prestaciones por desempleo en junio

El número de solicitudes de prestaciones registradas en el mes de junio de 2020 ascendió a 2.263.819. Las altas tramitadas han sido 2.609.627

El plazo medio de reconocimiento del mes de junio de 2020 ha sido de 2,7 días. Las personas perceptoras de prestaciones a lo largo del mes de junio fueron 5.129.620 personas, de las que 2.840.735 recibieron una prestación por ERTE en el mes de junio. La cobertura del sistema de protección por desempleo durante el mes de junio de 2020 ha sido del 109,2%.

Después de que la nómina del mes de mayo alcanzase a 5.986.864 trabajadores, comienza un descenso que se prevé que continuará en los próximos meses, a medida que se incorporen a la actividad los trabajadores afectados por ERTE.

Los gastos totales de junio de 2020 ascendieron a 4.115 millones de euros. El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de junio de 2020 ha sido de 1.066,2 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 227,2 euros (27,1%).

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario durante el mes de junio de 2020 ha sido de 803,1 euros. El número de beneficiarios extranjeros del mes de junio de 2020 fue de 513.599 personas. En relación con el total de beneficiarios de prestaciones por desempleo, los beneficiarios extranjeros representan el 12,9%.

Los beneficiarios de prestaciones extranjeros suponen el 48,2% del total de demandantes de empleo extranjeros. El gasto de las prestaciones de los beneficiarios extranjeros ha sido de 428,2 millones de euros que, en relación con el gasto total de las prestaciones por desempleo, supone el 10,2%.

Afiliación a la Seguridad Social

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social a día 31 fue de 18.673.847, lo que supone que el sistema registró un aumento de 189.577 desde el inicio a final de mes.

Respecto a junio

En julio, el número medio de afiliados registró un aumento de 161.217 ocupados con respecto a la media de junio (0,87%), cifra muy lejos de la anotada en el mismo mes del pasado año cuando se incorporaron 15.514 ocupados. La afiliación continúa la recuperación que se inició en mayo tras los peores meses de la pandemia por la COVID-19. En marzo se registraba un retroceso de 243.469 personas afiliadas de media y en abril, de 548.093.

En términos desestacionalizados, y corregido el efecto calendario, en julio se han registrado 165.012 afiliados más, casi un punto porcentual (0,9%) más que el mes anterior.

El mes pasado creció la afiliación mensual en todos los regímenes de la Seguridad Social. El Régimen General, cuya tasa aumentó de media respecto a junio un 0,92%, registró un incrementode 141.117 afiliados hasta los 15.455.918. El S.E. Agrario, sin embargo, marcó un descenso de cotizantes del 7,19%, es decir, 53.931 afiliados menos, un descenso ocasionado por el final de algunas campañas agrícolas. El S.E. Hogar, sumó 28 personas (0,01%). 

Si consideramos el Régimen General en sentido estricto -sin Agrario ni Hogar- se anotó un aumento de 195.020 afiliados (1,37%) que situó el total en 14.385.787.

En el Régimen General aumentó la ocupación en todos los sectores económicos salvo en Educación, que registró una importante caída como es habitual en los meses de julio. Siete sectores sumaron incrementos de más de 10.000 personas: Hostelería, con 66.924 afiliados más (lo que supone una subida del 5,8% intermensual, lidera la suma de ocupados, seguido de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, 43.133 (2,66%), Comercio y Reparación Vehículos de Motor y Motocicletas, 40.816 (1,73%), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares, 34.321 (2,8%); Construcción, 22.237 (2,64%); Administración Pública y Defensa, Seguridad Social Obligatoria, 16.132 (1,47%) y la Industria Manufacturera que también ha sumado 15.357 afiliados (0,85%).

En sentido contrario, la bajada más acusada correspondió al sector de Educación que pierde 82.789 afiliados (-9,28%), coincidiendo con el final de curso, cifra inferior a la registrada en el mismo mes de 2019.

El Régimen de Autónomos contó con 3.262.758 afiliados medios, tras un aumento de 17.506 (0,54%), y el Régimen del Mar registró 65.676 ocupados, 2.595 más que en mayo (4,11%). Finalmente, el Carbón se situó en 1.202afiliados medios (1).

ERTE

El número de personas incluidas en ERTE al cierre del mes de julio era de 1,18 millones, lo que supone una reducción de 712.000 respecto a los datos del pasado 30 de junio y representa una salida media diaria de casi 23.000 trabajadores. En términos relativos, el número de personas incluidas en ERTE se ha reducido un 39% respecto al 30 de junio y un 67% frente al máximo, registrado el 30 de abril. De esta forma, al cierre de julio, dos de cada tres personas incluidas en ERTE durante la pandemia habían salido de esta situación.

Además, de los 1,18 millones de personas en ERTE, 227.896 tenían una suspensión parcial, lo que supone algo más del 20% del total de trabajadores incluidos en expedientes temporales de empleo, el porcentaje más alto desde que empezó la pandemia.

A 31 de julio, el número de personas trabajadoras en ERTE por fuerza mayor asciende a 932.609, lo que supone 624.000 menos que al cierre de junio (-40% en el mes). Por su parte, las personas incluidas en ERTE de no fuerza mayor ascendían a 31 de julio a 185.933, con una caída de 87.000 personas (-32% de caída mensual).

Geográficamente, la reducción de los trabajadores en ERTE ha sido heterogénea.

En dos comunidades (Navarra y Cantabria), el número de ocupados en estos expedientes prácticamente se ha reducido a la mitad en el último mes, frente a las caídas de en torno al 30% de Canarias y Baleares.

En Navarra y Murcia, más del 80% de los trabajadores que estaban en ERTE a 30 de abril, ya había salido de él a 31 de julio. En Baleares, la reducción es del 40% en ese mismo periodo, y en Canarias, del 50% respecto a máximos.

De media, continúan en ERTE el 7,8% de los afiliados, aunque con una gran disparidad entre sectores. Agencias de viaje (con un 62% de trabajadores en ERTE), Transporte aéreo (con un 52%) y servicios de alojamiento (con un 47%) son los que mantienen una mayor proporción de trabajadores protegidos por ERTE. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre