Hoy viernes se ha dado luz verde desde el Parlamento Europeo a un conjunto de propuestas que tienen como objetivo movilizar el presupuesto europeo para responder así a la pandemia de COVID-19. Entre ellas, se prevé destinar más de 3.000 millones de euros para apoyar al sector sanitario y para poder preparar abastecimiento necesario en el sector médico.

La votación ha salido adelante con un total de 691 votos a favor, cuatro en contra y una abstención. De esta manera el Parlamento Europeo ha avalado la iniciativa de la Comisión Europea.

Se apoyará también el desarrollo rápido de medicación contra el COVID-19 y los métodos de diagnóstico de la infección.

Se destinarán 300 milones de euros para reforzar la reserva europea de material médico creada recientemente por Bruselas: financiada al 100% por los fondos europeos, que tendrá como objetivo coordinar y distribuir el envío de materia a todos los Estados miembro para complementar sus almacenamientos de material sanitario.

También se ha aprobado una segunda enmienda al presupuesto europeo para que se puedan destinar 567 millones de euros a distintas prioridades que hayan surgido estos últimos meses, más allá de la pandemia por COVID-19. De esta manera, se destinarán 350 millones de euros a Grecia para ayudarle a abordar la presión a causa de la migración que está sufriendo. Se destinarán también 100 millones a Albania para la reconstrucción tras el terremoto de noviembre de 2019. Y además se destinarán fondos para ajustar instituciones europeas como el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o la Fiscalía Europea.

Se ha acordado también dar mayor flexibilidad para el uso de los Fondos Estructurales y de Inversión europeos. En este sentido, se podrán reorientar para ser destinados a las zonas más afectadas y que más los necesiten.

Esta reforma que acaba de ser aprobada hoy permitirá a los países de la UE solicitar de forma excepcional una cofinanciación del 100% en sus programas sobre política de cohesión y facilitará transferir recursos de un fondo a otro y entre categorías de región.

Además, se ha aprobado también simplificar el mecanismod e aprobación de los programas para acelerar su implementación, facilitando el uso de los instrumentos financieros y simplificando las auditorías.

Ayudas para los más necesitados

Se ha aprobado también una iniciativa para garantizar el funcionamiento del Fondo de la UE para los Más Necesitados (FEAD por sus siglas en inglés), de forma que la ayuda seguirá llegando a las personas sin hogar y en situación de pobreza pese a los obstáculos que está generando la crisis sanitaria, según ha informado la Agencia Efe.

Se incluye la posibilidad de financiar equipos de protección, entrega de ayuda alimentaria y asistencia material básica mediante cupones. También se prevé la ampliación de manera temporal al 100% de la cofinanciación europea, además de suavizarse las obligaciones de efectuar informes y auditorías durante la pandemia.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre