domingo, 20junio, 2021
20 C
Seville

El Papa reconoce que dio un mal ejemplo al dar un manotazo a una mujer

El pontífice afirma que “todos hemos perdido los estribos muchas veces, incluso yo mismo, y me disculpo por el mal ejemplo que di ayer"

Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

Vox veta la comisión de investigación sobre los miles de muertos en las residencias de mayores durante la pandemia

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha avanzado este sábado que su formación no va a apoyar la Comisión...

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó

Isabel Díaz Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó, pero sí incluye a la ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, para...

Llega San Juan: una noche de pólvora, diversión y miedo

La verbena de San Juan se caracteriza por un desmesurado uso de la pirotecnia y los fuegos artificiales. El cielo se llena de dibujos...
- Publicidad-

El Papa, visiblemente molesto, se apartó, con un manotazo, de una mujer que le agarró la mano y tiró de él hacia ella. El incidente tuvo lugar en la Plaza de San Pedro en el Vaticano durante un saludo del Papa a los peregrinos y provocó una disculpa de Francisco, que reconoce que “dio un mal ejemplo”.

Esta inusual disculpa se produjo precisamente el año que Francisco utilizó su homilía de Año Nuevo para denunciar la violencia contra las mujeres, que el Papa comparó con la profanación de Dios. “Toda violencia infligida a las mujeres es la profanación de Dios, nacido de una mujer”.

El pontífice ha aseverado que “la salvación ha llegado a la humanidad desde el cuerpo de una mujer: por la forma en que tratamos el cuerpo de la mujer vemos nuestro nivel de humanidad”, dijo durante la homilía de la misa en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

“Hemos perdido los estribos muchas veces, incluso yo mismo, y me disculpo por el mal ejemplo que di ayer”, aseguró ante miles de peregrinos que se reunieron el miércoles en la Plaza de San Pedro al final de la misa de Año Nuevo. “Toda violencia infligida a las mujeres es una profanación de Dios”, incidió.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...
- Publicidad -

lo + leído

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...