martes, 31enero, 2023
4.5 C
Seville

El papa Francisco: «Las vacunas no son un medio mágico de curación, pero son la solución más razonable para la prevención de la enfermedad»

El Sumo Pontífice anima a la población a proteger su salud

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

En su última intervención pública, el papa Francisco lamentó la desinformación y la politización de las vacunas contra el covid-19 y pidió una especie de “terapia de realidad” que nos haga afrontar el problema “de frente”. “Las vacunas no son un medio mágico de curación”, dijo el Sumo Pontífice este lunes durante un discurso a los embajadores acreditados en el Vaticano, pero son “la solución más razonable para la prevención de la enfermedad”, informa la CNN.

Lamentablemente, dijo Francisco, la gente se deja influenciar por “informaciones sin fundamento o hechos mal documentados” que distorsionan la realidad. “Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de cuidar de sí mismo y de su salud… el cuidado de la salud es una obligación moral”, dijo el papa.

El santo padre dijo además que las vacunas disminuyeron eficazmente las “graves repercusiones” del covid-19 y que deben continuar los esfuerzos para vacunar a la población en general. Francisco reiteró su llamamiento a la comunidad internacional para que garantice a todos el acceso a la atención médica y a las vacunas.

“Conviene que instituciones como la Organización Mundial del Comercio y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual adapten sus instrumentos jurídicos para que las normas monopolísticas no constituyan un nuevo obstáculo a la producción y a un acceso organizado y coherente a la atención sanitaria a nivel mundial”, dijo el papa.

Cabe recordar que oenegés como Oxfam han pedido vacunas gratis para el Tercer Mundo mientras siguen formándose nuevas mutaciones del virus en África. El virus muta en aquellos países pobres donde el índice de vacunación es bajo. En poco tiempo, el agente patógeno da el salto a Europa y a Estados Unidos. Ha ocurrido con ómicron, que se formó en África, y probablemente volverá a ocurrir con las próximas variantes que ya se encuentran en pleno proceso de mutación. En esos reservorios del Tercer Mundo sin vacunar es donde el covid ha encontrado un auténtico criadero de nuevas mutaciones. La baja tasa de vacunación en continentes como África (situada en torno al 7 por ciento de la población con la pauta completa frente al 44 por ciento de la media mundial), se ha convertido en el gran reto para la humanidad. Solo mediante una intervención internacional coordinada se conseguirá inmunizar a los países donde hoy por hoy no llegan las vacunas. De ahí el llamamiento de Francisco I a que Occidente sea solidario con el Tercer Mundo.

No es la primera vez que el papa da un tirón de orejas a los antivacunas. El pasado mes de septiembre aseguró: “Gracias a la vacuna estamos volviendo a ver poco a poco la luz”, y estamos saliendo de esta “fea pesadilla” de la pandemia. Pero para el Sumo Pontífice ahora el verdadero reto consiste en esforzarse para que todas las personas del mundo tengan el mismo acceso a la vacuna, para que no haya “caprichos” en la elección de la dosis más famosa y, sobre todo, que sea gratuita para quien la necesite y no algo de lo que se pueda sacar un “beneficio fácil”. La vacuna, de hecho, “puede salvar muchas vidas, no lo olvidemos y no olvidemos lo que la historia nos ha enseñado con otras malas enfermedades del pasado”.

Así lo afirmó el Papa Francisco, en el mensaje introductorio del libro Más allá de la tormenta. Reflexiones para un nuevo tiempo después de la pandemia, que contiene la entrevista del santo padre con el periodista Fabio Marchese Ragona, emitida en la cadena italiana Canale 5.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído