El pago de alquileres, la tarifa de internet y los adeudos en suministros básicos son las preocupaciones de los consumidores, según ha podido comprobar Pablo Iglesias tras la reunión con las diferentes asociaciones de consumidores.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y para la Agenda 2.030, Pablo Iglesias, ha mantenido este jueves, 26 de marzo, una reunión telemática con la secretaria general de FACUA-Consumidores en Acción, Olga Ruiz, y su vicepresidente, Rubén Sánchez, quienes han trasladado al vicepresidente Iglesias sus propuestas para impulsar la protección de los consumidores durante el estado de alarma ante los abusos y fraudes que, denuncian, se están produciendo en distintos sectores.

La necesidad de aprobar un plan por el que se exima del pago de los alquileres de viviendas a los consumidores con problemas económicos ha sido el tema central de una reunión en la que también se han abordado las dificultades de algunos consumidores para asumir los costes de las tarifas de telecomunicaciones así como de los suministros básicos, o la dificultad en el acceso a los servicios de reparaciones.

En este sentido, FACUA ha reclamado tanto la congelación de las tarifas de telecomunicaciones para todos los usuarios como la aprobación de una moratoria en el pago de préstamos al consumo para consumidores con problemas económicos.

Moratoria hipotecaria

Asimismo, han solicitado al vicepresidente que el Gobierno mejore determinados aspectos de la moratoria hipotecaria -que, lamentan, “dejará fuera a muchas familias vulnerables”-  y de la prohibición de los cortes de luz, agua y gas, y también que se adopten medidas que flexibilicen el pago de los adeudos en suministros básicos que van a acumular numerosos consumidores.

Ruiz y Sánchez han expuesto además la dificultad que están teniendo muchos usuarios para lograr que les reparen durante el estado de alarma electrodomésticos de gama blanca y marrón -lavadoras, frigoríficos, calefacciones…- y para solucionar averías en instalaciones de luz, gas y agua.

Las irregularidades que están sufriendo los consumidores con compañías aéreas, hoteles y agencias de viajes o el elevado precio que se están viendo obligados a pagar por contactar con los servicios de atención al cliente de empresas de diferentes sectores, como el aéreo, pero también el bancario, el asegurador y el de la distribución comercial, son otras de las grandes preocupaciones que han trasladado desde FACUA.

Por su parte, el vicepresidente Iglesias ha expresado su compromiso de establecer de manera inmediata, desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales y para la Agenda 2.030, una línea de interlocución permanente con FACUA, para profundizar en los problemas que están sufriendo los consumidores durante el estado de alarma y trabajar posibles acciones al respecto.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre