Mari Carmen Barrera registró una petición para la despenalización de los coeficientes reductores de las jubilaciones pasadas y futuras en julio 2020, foto Agustín Millán

La incertidumbre en relación a lo que va a pasar con la jubilación anticipada puede provocar “el efecto huida”, y que se fomenten erróneamente las jubilaciones anticipadas ante la posibilidad de que se vayan a endurecer los requisitos por parte del Pacto de Toledo.

La medida que sí parece que se va a aprobar y que nace de una propuesta de la secretaría de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGTMari Carmen Barrera que se apoyó en las asociaciones de damnificados por los recortes de las pensiones, ASUJBI40 (Asociación Jubilación Anticipada sin Penalizar con 40 años o más cotizados) y de CONFEDETEL (Confederación Estatal de Prejubilados y Pensionistas de Telefónica), es la solicitud de la derogación de los coeficientes reductores a las jubilaciones anticipadas con 40 o más años cotizados.

Esta ha sido asumida por la Comisión, pero con salvedades. Como lleva informando varios meses Diario16, algunas veces en solitario, en sus reclamaciones se pedía al pacto de Toledo que corrigiese el recorte que persiste a los pensionistas con más de 40 años cotizados debido a los coeficientes reductores de la pensión.

“Porque es un recorte injusto, porque estas personas ya se han visto expulsadas del mercado de trabajo de manera anticipada e involuntaria, y han visto recortada su pensión cuando han trabajado más de 40 años; y también supone una discriminación porque afecta más a las personas que se han quedado desempleadas, que supone más del 80 por ciento”, señaló el mes pasado Mari Carmen Barrera.

Con ello se persigue cubrir las posibles lagunas que cada vez más trabajadores tienen en sus últimos años de vida laboral, sobre todo los que se prejubilan antes de tiempo y que han cotizado más de 40 años.

Hoy hay cerca de 650.000 pensionistas que se jubilaron anticipadamente y más del 80% de ellos, un total de 531.472, han sufrido una reducción de su pensión que en muchos casos llega hasta el 40%, a pesar de tener 40 años cotizados. Al proceder la mayor parte del desempleo de mayores de 55 años estos pierden entre un 6,5% y un 8% de sus ingresos por cada año que adelantaron su retiro.

El Pacto de Toledo está estudiando incluir incentivos que inciten a los trabajadores a retrasar la edad de jubilación. En España, la edad media de jubilación está en los 64,6 años, aunque la legal se sitúe entre los 65,8 y 67 años, dependiendo de los años cotizados.

Si finalmente se tomara la decisión, esta medida afectará a miles de personas que se lo pensarían antes de retirarse de forma anticipada.

En 2019 se prejubilaron en España 120.011 personas de entre 54 y 64 años, un 40% de las 303.394 de las de ese año. En 2016 estas jubilaciones suponían el 44%.

Una de las cosas que se está decidiendo en la Comisión del Pacto de Toledo es que las jubilaciones anticipadas, sean para colectivos que tienen trabajos que implican peligrosidad, toxicidad, penosidad.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre