El director del hospital italiano San Raffaelle de Milán, el doctor Zangrillo, ha afirmado este fin de semana que el virus “clínicamente, el virus ya no existe en Italia”. Precisamente este experto ha tenido que trabajar frente al virus en la región donde más casos se han dado en italia: Lombardía.

“Los hisopos que se realizaron en los últimos 10 días mostraron una carga viral en términos cuantitativos que era absolutamente infinitesimal en comparación con los realizados hace un mes o dos meses”, afirmó para la RAI.

“Demasiado alarmismo frente a un segundo brote”

El doctor considera que algunos expertos son “demasiado alarmistas” a la hora de valorar un segundo brote por el virus, y apunta a los políticos, a quienes pide que tengan en cuenta “la nueva realidad”.

“Tenemos que ser un país normal”, afirma.

El gobierno italiano llama a la prudencia

Por su parte, el gobierno italiano no lanza las campanas al vuelo. Prefiere apelar a la prudencia, y considera que es demasiado pronto para proclamar victoria ante el virus.

“En espera de evidencia científica para respaldar la tesis de que el virus ha desaparecido… invitaría a aquellos que dicen estar seguros a que no confundan a los italianos”, señaló Sandra Zampa, subsecretaria del Ministerio de Salud a través de un comunicado.

“En cambio, deberíamos invitar a los italianos a mantener la máxima precaución, mantener el distanciamiento físico, evitar grandes grupos, lavarse las manos con frecuencia y usar mascarillas”, ha dicho.

Un segundo médico, confirma la debilidad del virus

“La fuerza que tenía elvirus hace dos meses no es la misma que tiene hoy”, ha afirmado Matteo Bassetti, jefe de la clínica de enfermedades infecciosas del hospital de San Martino en la ciudad de Génova.

“Está claro que hoy la enfermedad COVID-19 es diferente” ha afirmado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre