La divulgación por parte de una ministra belga del precio que está pagando la Unión Europea por las vacunas contra el Covid19 da una idea de los volúmenes de facturación que obtendrán las farmacéuticas gracias a un producto que dejado de ser de primera necesidad a tener una importancia vital para la humanidad.

Si analizamos estas cifras, nos damos cuenta de que el promedio del precio de todas las vacunas está en el entorno de los 9 euros. En consecuencia, un cálculo rápido nos daría un total de facturación de 68.346 millones de euros. Sin embargo, hay países como China y Rusia que tienen sus propias vacunas fuera del entorno de las grandes empresas farmacéuticas, lo que nos llevaría a una facturación probable en todo el mundo de 54.513 millones de euros. Por tanto, el Covid19 se ha convertido en el verdadero nuevo nicho de negocio del siglo XXI. Eso sí, a costa de más de 1,8 millones de muertos en todo el mundo.

Sin embargo, el nuevo capitalismo ya ha demostrado que las vidas humanas no tienen un valor per se, dado que no pueden computarse en las cuentas de explotación o en los resultados anuales. Los muertos por coronavirus son los daños colaterales necesarios para que el Ebitda de estas compañías y los beneficios de sus grandes accionistas se disparen. En el año 2007, cuando estalló la crisis financiera, se pudo comprobar cómo los grandes actores del mercado, los que de verdad controlan la economía del mundo, no dudaron en especular con materias primas alimentarias y provocaron una hambruna en África con cientos de miles de muertos. Nadie movió un dedo para frenar estos movimientos especulativos. «Es el mercado, amigo», como dijo aquél.

Estos volúmenes de facturación, que son sólo la primera parte de la estrategia comercial, puesto que las farmacéuticas ya están desarrollando medicamentos contra el Covid19, están provocando que las teorías sobre el origen provocado del coronavirus cojan más fuerza.

Hay que recordar que, en el mes de abril de 2020, Diario16 se hizo eco de una investigación del Daily Mail que aseguró que el laboratorio señalado como el más probable origen de la pandemia del Covid19 contó con financiación de 3,7 millones de dólares procedentes de los Estados Unidos para un proyecto en el que presuntamente se investigó el comportamiento del virus en murciélagos. El proyecto, según el medio británico, se estuvo desarrollando desde hacía dos años. Las investigaciones, en principio, estaban encaminadas al conocimiento del SARS y estarían financiadas por el US National Institute of Health.

Según el medio británico, la transmisión del virus a humanos se produjo a través de los propios científicos que estuvieron en contacto con la sangre de los murciélagos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Es una pena ver cómo un medio serio usa una fuente como el tabloide Daily Mail para propagar algo que es bastante parecido a un bulo conspiracionista. Junto con el impresionante (modo ironía on) ejercicio de correlación como pretendida causalidad del proyecto de las élites para fabricar un virus, hace que deje este comentario y borre Diario16 como fuente habitual de información. Evidentemente este pequeño acto de coherencia personal es intrascendete para ustedes, pero yo me quedo a gusto.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre