China ha demostrado que se puede contener el nuevo coronavirus COVID-19 mediante la combinación de la aplicación de normas fundamentales de salud pública y las nuevas tecnologías. El resto del mundo no está listo para hacerlo, aunque puede estarlo si se toman decisiones rápidamente, asegura un equipo de expertos médicos que ha evaluado la situación en el país asiático.

Este fue el  tema de fondo  que  desarrolló  el conversatorio, via Zoom, la  nueva tecnología comunicacional que la noche del 20 de Mayo en Lima, se presentó con participación  de voceros de la comunidad  europea, China y del Perú,  y de periodistas convocados.

Los expositores:   Desde la capital China, el periodista y economista peruano Jorge Minaya; en Lima, el director de  una institución educativa del Opus Dei, y un ciudadano  español  y la  UE. 

Minaya, que  conoce de cerca lo que ocurre en Taiwán, Singapur, Japón y la China, destacó que  este conglomerado de países,  en forma concertada, vienen logrando  que el corona virus sea combatido con efectividad.

Especialistas  de la OMS, del equipo China, han explicado el cambio de curso del brote dentro del país. Lo que era un brote de rápido crecimiento, se estabilizó y comenzó  a bajar más rápido que lo que “uno puede esperar si hubiéramos estado mirando a las dinámicas naturales de este tipo de casos”, aseguró el doctor Bruce Aylward.

Otra gran conclusión para el mundo, es que simplemente no está listo. Pero pueden estar listos rápidamente “si hay un cambio de mentalidad sobre cómo vamos a manejar la enfermedad”.

Cientos de miles de casos se han prevenido en China,  gracias a esta agresiva intervención. Para que exista ese cambio de mentalidad, los países deberían estar tomando ya las decisiones políticas necesarias y aplicando las estrategias de salud pública adecuadas para evitar y contener el contagio. “Lo que deberían hacer los Gobiernos es copiar las estrategias que han funcionado en el China”

Estas ideas presentes en la conferencia  vía  Zoom dieron lugar a la reacción del vocero del Opues Dei  preguntando y afirmando a la vez  de cual es  primero: “Libertad o salud”

“¿Cuántos países tienen planes para tener camas de hospital, ventiladores, suministro de oxígeno, capacidad de laboratorio?.  “China sabe cómo mantener a la gente con vida. Hay que mirar a China, porque estamos viendo muertes en países del G7 (los más ricos del mundo)”.

Cinco cosas que China ha hecho para contener el coronavirus:  Movilizar una acción fenomenal y una cooperación entre la gente de China para la respuesta. Reorientar la maquinaria estatal: el transporte, la agricultura… Todo el mundo tiene un papel y ha sido reorientado como si fuera una fuerza de prevención y contención. Utilizar una tecnología turbo, mediante la combinación de macro datos e inteligencia artificial

Han sido capaces de utilizar cantidades masivas de datos para encontrar cada contacto de cada caso de 75.000 personas infectadas a lo largo de áreas muy vastas. Y lo siguiente que hicieron fue escoger múltiples hospitales para sacarlos de la red general y dedicarlos a la respuesta al coronavirus. Han realizado un tratamiento científico muy ágil

El representante de Europa,   calificó que la movilización es fácil en una sociedad y un régimen político como el de China, dijo: “No, no lo es (…) No es fácil obtener la pasión y el compromiso, interés y sentido individual de la obligación que hemos encontrado (…) Todo el mundo parece estar en guerra contra el virus”.

La  UE como sus Estados miembros actúan resueltamente para mitigar el impacto socioeconómico de la pandemia y sostener el empleo. La UE moviliza todos los medios a su disposición para ayudar a l a coordinar sus respuestas nacionales. Para coordinar la respuesta de la Unión, sus líderes han acordado una serie de prioridades: limitar la propagación del virus. Garantizar el suministro de equipos médicos. Potenciar al máximo la investigación sobre tratamientos y vacunas. Apoyar el empleo, las empresas y la economía.

Los líderes de la UE también han acordado intensificar los esfuerzos para garantizar que puedan regresar a sus hogares aquellos ciudadanos de la UE que han quedado bloqueados en otros países.

POSICION DEL OPUS  DEI

Primero  es la libertad y luego la salud. En el Perú, país con uno de los más índices de afectados por el virus, el  Estado no ha podido  actuar con mayores  recursos porque la multiplicación acelerada  de la economía  informal perjudica a la producción formal, es decir a los empresarios del sector privado. No pronunció ninguna participación significativa del empresariado de este país  andino.

Tampoco explica porqué crece la informalidad, el  narcotráfico, la evasión de impuestos y silencioso traslado  de gastos  a otros mercados. Un caso reciente: una de las más  grandes empresas mineras, según  Oxfam y la prensa popular, ha derivado  decenas de millones  de dólares a negocios en  Nueva York, como  forma de evadir impuestos  a y no  escuchar la invocación de las comunidades de Huancavelica, de donde sale el mercurio para procesar el oro, y la población clama   posta médicas que permitan  atender a familias que están retornando desde   Lima, con síntomas del corona virus.

En suma la conferencia internacional  Zoom,  reveló que la coronavirus requiere una respuesta mundial para implementar con rapidez diagnósticos, tratamientos y vacunas eficaces. La Unión Europea y sus socios organizan una conferencia para conseguir una financiación inicial que ponga en marcha la cooperació internacional. La UE ha actuado con rapidez para redirigir los fondos de la UE a la ayuda a los Estados miembros.

La UE ha adoptado medidas concretas para ayudar a determinadas profesiones gravemente afectadas por la crisis y actuado para reducir al mínimo las consecuencias de la pandemia para los ciudadanos.

El Banco Europeo de Inversiones ofrece apoyo a la liquidez para ayudar a las pequeñas y medianas empresas afectadas a través de un paquete de ayuda de emergencia de hasta 40.000 millones de euros. El Banco Central Europeo ha anunciado un programa de emergencia de 750.000 millones de euros para la compra de títulos privados y públicos durante la crisis, además de otro programa de 120.000 millones de euros anunciado anteriormente.

Definitivamente, coronavirus puede marcar el cambio de visión del mundo. Urge  revisar el futuro de las sociedades del tercer, cuarto, quinto mundo, donde las expectativas  de vivir se reducen con una pandemia que es posible enfrentarla, pero la pobreza produce  seres muy  frágiles para una ola como la que vivimos en lo  que  va del 2020. En esta crónica, se incluye varias de las respuestas a las interrogantes  de los periodistas convocados como el autor de estas líneas para Diario16.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre